Sinopsis:

Página multimedia virtual sobre la vida, obra y acontecimientos del universal poeta Miguel Hernández -que murió por servir una idea- con motivo del I Centenario de su nacimiento (1910-2010). Administrada por Ramón Fernández Palmeral. ALICANTE (España). Esta página no es responsable de los comentarios de sus colaboradores. Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

martes, 22 de octubre de 2019

ISSU. Revista: "Activa Orihuela", (digital e impresa de 12.000 ejemplares

 En el semanario ACTIVA ORIHUELA del  22 de octubre al 29 de octubre, aparece publicada la invitación en  la página 5, y en la 12 un reportaje.

https://issuu.com/activaorihuela/docs/activa_orihuela_221019?fbclid=IwAR1C-UVk5j_cIsaRbssxnO_-G_0WFu1NJ_UXyFJQVVCW4EGe_2DaOIVSVXw



Daños en la Fundación Miguel Hernández de Orihuela. Teleohiruela Cultura

Cultura valora los daños sufridos en museos y espacios culturales de Orihuela tras la gota fría

Cultura valora los daños sufridos en museos y espacios culturales de Orihuela tras la gota fría
La concejala de Cultura, Mar Ezcurra, ha informado este jueves sobre el estado en el que se encuentran los museos y espacios culturales dependientes de la Concejalía, acompañada por el director de la Fundación Cultural Miguel Hernández, Aitor Larrabide.
Asimismo, la edil ha agradecido a todas las personas “que se han volcado desde el primer momento para intenta paliar los destrozos en estas instalaciones municipales”, mientras que ha explicado las medidas que se han adoptado y que todavía están en marcha para arreglar los diferentes daños que ha causado el agua. Así, ha recordado que se cerraron preventivamente todos los museos y los centros culturales, y un equipo de arquitectos especializados ha sido el encargado de realizar los informes periciales y “guiarnos a la hora de afrontar las reparaciones”.
Gracias a estos trabajos, que se pusieron en marcha desde el primer momento de la catástrofe “se ha conseguido aminorar los daños en edificios y museos y podemos adelantar que no se han producido daños de elementos patrimoniales que se encuentran dentro de estos museos”. Por ejemplo, las ruinas de la Muralla, La Diablesa o los muebles de la Casa Museo, que no se han visto afectados afortunadamente.
En cuanto a los edificios afectados, la concejala de Cultura ha asegurado que la Biblioteca Municipal María Moliner ha sufrido leves daños en el parqué de la recepción, pero que los trabajos de reparación, que ya han comenzado, no impiden el funcionamiento habitual del edificio por lo que se mantiene abierto y en pleno funcionamiento. Del mismo modo el Centro Cultural La Lonja también se encuentra a pleno rendimiento.
En cuanto a los museos que tienen previsto abrir en los próximos días destaca el Museo de la Muralla y la Casa Natal de Miguel Hernández. En el primero de ellos, la entrada de agua supuso problemas en el sistema eléctrico y en el ascensor, aunque ya están reparados, mientras que también se está reduciendo la humedad del museo con máquinas especiales. “En estos momentos la humedad está por debajo de lo que estaba antes de las lluvias, ahora hay que mantenerla y estabilizarla y se podrá abrir”.
En la Casa Natal el agua inundó el semisótano y provocó daños en las paredes y parte del mobiliario.  No se han visto afectados ni el archivo de la fundación Miguel Hernández ni los cuadros municipales, por lo que su apertura está prevista para los próximos días.
El museo de la Reconquista no ha sufrido daños pero “se encuentra cerrado porque la próxima semana comenzarán las obras de remodelación de la segunda planta, con las que Orihuela contará con una nueva sala de exposiciones y se garantizará la accesibilidad de este edificio”.
En cuanto a la Casa Museo de Miguel Hernández, el agua afectó al techo de la casa. Sin embargo, los muebles fueron desalojados y por tanto no sufrieron daños. Se está trabajando en el secado de la casa, que no sufre daños estructurales, y la Concejalía de Cultura ya cuenta con un proyecto de restauración y remodelación de la Casa Museo. Asimismo, el patio y el huerto tampoco se vieron afectados.
Por otra parte, en el Museo Arqueológico Comarcal “el sistema de evacuación de las cúpulas no fue capaz de desaguar los litros que cayeron en tan pocas horas”. No se ha visto afectado ningún elemento patrimonial, y la concejalía ha encargado un forme especial para descartar posibles daños ocultos de las piezas patrimoniales. La humedad ha afectado a paredes y pavimento.
Otra de las instalaciones dañadas fue el Teatro Circo Atanasio Díe, donde se inundó el sótano debido al aumento del nivel freático que hizo que entrara agua por las arquetas subterráneas. También entró algo de agua por las puertas que llegó al patio de butacas, provocando daños en parte del parqué de la parte delantera de las butacas. Actualmente, se está trabajando en la reparación de los daños, en este caso, en el parqué y daños de la fachada que no son graves aparentemente. El sistema de sonido y eléctrico tampoco se vieron afectados, ni los muebles del interior del teatro.
Los museos y centros culturales están cerrados, pero tal y como ha asegurado Ezcurra, “hemos encontrado una situación mejor de la que se esperaba en un primer momento. La prioridad es garantizar que los espacios de carácter museológico dispongan de las características de seguridad y conservación mínimas”.
Debido a las consecuencias de estas lluvias torrenciales la programación cultural prevista se ha visto afectada, “hemos suspendido gran parte de actos que ya teníamos organizados para estas semanas pero a partir de la próxima semana retomaremos en la medida de lo posible nuestra agenda cultural ya que consideramos que la cultura en estos momentos duros debe estar más viva que nunca sirviendo también como motor revitalizador del municipio”, ha destacado Mar Ezcurra.
Por su parte, el director de la Fundación Cultural Miguel Hernández, Aitor Larrabide, ha explicado que las lluvias inundaron el sótano del edificio de la Fundación afectando a más de 4000 libros editados por la propia fundación, carteles, cds y material expositivo. Todo ello cuantificado en más de 30.000 euros, según Larrabide, quien ha asegurado así mismo que el archivo hernandiano y los documentos más valiosos “se encontraban en la parte alta, a buen recaudo, y no han sido dañados”.
Larrabide ha agradecido, igual que Ezcurra, al personal de la concejalía de Cultura y de Orihuela Cultural “su impagable trabajo y esfuerzo esto días para intentar recuperar la normalidad cuanto antes en nuestros edificios culturales”.
 ....................
..........................................................
 Publicidad:

Libro: Miguel Hernández, el poeta al pueblo (Biografia en 40 articulos) ECU, de Ramon Palmeral

lunes, 21 de octubre de 2019

Libro editado por ECU. Miguel Hernández, el poeta del pueblo (biografía en 40 artículos)

                (Alba Rui de ECU con Ramón F, Palmeral, autor del libro, 21-10-2019)

                              (Ramón Palmeral  con José Antonio López Vicaíno, gestor de ECU)


BREVE RESEÑA DE Miguel Hernández. El poeta del pueblo (biografía en 40 artículos) de Ramón Fernández Palmeral. Editado por el Editorial Club Universitario (ECU) de Alicante).

     En 109º aniversario del nacimiento del universal poeta Miguel Hernández, el escritor Ramón Fernández Palmeral presenta, a lo largo de 40 artículos monográficos, un estudio biográfico de la vida y obra del poeta oriolano. El presente libro incluye las últimas investigaciones publicadas sobre Hernández, siguiendo un planteamiento cronológico, y pretende exponer los aspectos biográficos de modo objetivo, eludiendo los mitos y tópicos creados en torno al llamado «poeta del pueblo».
     Gracias al formato de artículos monográficos es posible profundizar con más detalle y rigor en los temas que más interesan: su infancia y adolescencia, amistades madrileñas, época de miliciano, amores, viajes a Rusia, obra, consejo de guerra y muerte por una negligente atención sanitaria penitenciaria.
      Todo ello desde una crítica objetiva y actual, a la vez que honesta, y desde el punto de vista del contexto histórico y la realidad social de la época. Algunos de los artículos de este libro han sido ya publicados por prestigiosas revistas como en Orihueladigital, Letralia de escritores hispanoamericanos, El Eco Hernandiano, Anthropos, Auca… otros artículos son en cambio, son artículos inéditos.
    
     El libro consta de 402 páginas, formato 17 x 21 cm, y se estructura dividido en 5 partes: I Nacimiento infancia y juventud (1910.1931). II Miguel Hernández, primeros libros (1932-1936). III Época de la Guerra Civil (1936-1939). IV Proceso y muerte de un poeta (1939-1942). V Estudios de un poeta universal. Al final del libro se muestras un índice onomástico e ilustraciones de 4 libros de Miguel: Perito en lunas, El Rayo que no cesa, Viento del pueblo y El hombre acecha, realizada por Palmeral. Tiene índice onomástico, y se ha evitado, adrede, insertar una bibliografía, ya que ocuparía mucho espacio, nunca sería completa y para eso existe el libro Archivo de Miguel Hernández de Gaspar Peral Baeza.

                                                 BREVE BIOGRAFÍA

Ramón Fernández «Palmeral» (1947), es un escritor español, que ha desarrollado su obra como ensayista, escritor y editor. Además es artista plástico. Manchego de nacimiento, andaluz de origen y alicantino de adopción, su obra literaria y plástica tiene múltiples referencias a Castilla, Andalucía y el Levante, así como a sus personajes ilustres de culto: Miguel Hernández, Antonio Machado, Federico García Lorca, Azorín, Gabriel Miró y Vicente Ramos.
 Es colaborador de la Fundación Cultural Miguel Hernández de Orihuela, autor de varios libros sobre Hernández, Ramón Sijé, Carlos Fenoll y Manuel Molina. Participó en el IV Congreso Internacional Miguel  Hernández con la comunicación: “Miguel Hernández en la Era Digital” en septiembre de 2017. En el Seminario en Homenaje a Vicente Ramos, marzo 2019, y en el Congreso Internacional Juan Gil-Albert, abril 2019. Es socio de honor de Espejo de Alicante y miembro del Ateneo Blasco Ibáñez de Valencia. Ha dado múltiples conferencias sobre escritores alicantinos. Colabora en varios medios de comunicación y prensa.
 Ha publicado unos 40 libros en Amazon y en LULU.
Libros sobre Miguel Hernández
Ramón Fernández «Palmeral» (Piedrabuena. Ciudad Real–España, 1947), afincado en Alicante desde 1990.   Hizo estudios de Geografía e Historia en Castellón de la Plana, y estudios de Derecho en Granada.  Es socio de honor y miembro de Espejo de Alicante. Socio del Ateneo Blasco Ibáñez de Valencia.  Es autor de 40 libros de diferentes temas publicados en Amazon, Lulu y en varios Ayuntamientos como el de Orihuela con la biografía de Carlos Fenoll. Fue director de las revistas impresas literarias: Palmeral 2003 y Perito (Literario Artístico) 2005-2008, con 28 números.  Ha escrito un centenar de artículos sobre Miguel Hernández. Actualmente dirige el blog Miguel Hernández. Multimedia-centenario.
Autor de libros de temas hernandianos y conferencias
El hombre acecha como eje de la poesía de guerra (Primera edición, 2004), Amazon, Simbología secreta de El rayo que no cesa (2004), Amazon, Simbología secreta de Perito en Lunas (2005), Amazon,  Miguel Hernández, el poeta de las tres heridas, Amazon, (2015). Ha escrito biografías de Ramón Sijé, Carlos Fenoll, Manuel  Molina, Vicente Ramos. Estos libros hernandianos se encuentran publicados digitalmente en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Es colaborador de la Fundación Cultural Miguel Hernández de Orihuela. Su mentor en temas hernandianos ha sido el bibliófilo y hernandiano  Gaspar Peral Baeza.                                  
    Conferenciante en el curso de verano “El hombre acecha” en las Salesas de Orihuela, en septiembre de 2014.
   Conferenciante en el IV Congreso Miguel Hernández en Alicante, septiembre 2017
   Conferenciante en el seminario homenaje Vicente Ramos en su centenario en la Sede de la Ciudad Universitaria de Alicante, abril 2019
   Conferenciante en el Congreso Internacional Juan Gil-Albert, abril de 2019

                                   Son de destacar  los siguientes eventos poéticos:
  - En 2014 fue seleccionado en Toledo con un poema sobre El Greco en su centenario.
  - En 2014 ganó el Primer Premio de Poesía del Colegio de Enfermería de Alicante.
  - Forma parte de la antología Cántiga: poetas de la provincia de Ciudad Real. Primer cuarto del siglo XXI,   Editorial Ledoria, Toledo, 2016.
   -Ha participado en los Encuentros Nacionales de Poesía de Espejo de Alicante y en todas la publicaciones de Hablan los poetas, de dicha Asociación, de la que es socio de honor y de número.
   ­-Libro: Homenaje a Antonio Machado en el municipio de Gátova (Valencia) octubre 2018.
   -Libro: Voces del Mediterráneo de Miguel Hernández, 2019, con recital en Orihuela, Rincón del Poeta
   -Libro: I Antología poética  Valle del Vinalopó, 3 de julio 2019
   -Formó parte del I Encuentro de poetas Alicantinos. La mirada del Mediterráneo. Ámbito Cultural organizado por el Editorial ECU,  4 de julio 2019
   -Libro: Proderechos humanos del Ateneo de Valencia, septiembre de 2019

Tengo una página biográfica en Wikipedia  

El mismo cura, el padre Vendrell, que vigilaba de cerca de Miguel Hernández, fue quien casó a Gaspar Peral Baeza en 1949

Un dulce hasta siempre por Gaspar Peral

23.12.2017 | 00:31
Gaspar Peral Baeza en su estudio.
Hoy, mientras en el camposanto de Alicante despedimos a Gaspar Peral Baeza con golpes de tierra y paladas de silencio, me esfuerzo en recordar cuándo, cómo y dónde nos conocimos; cuándo, cómo y dónde conocí a uno de los hombre que más he admirado en esta ciudad y que ha estado presente en cualquier manifestación cultural celebrada en los últimos 80 años en esta tierra. Les hablo de una presencia constante, leal y entusiasta. Y ese simple detalle de amor a la cultura dice mucho, casi todo, de un hombre al que comencé a querer sin darme cuenta; un hombre que supuso para mí, como para tantos otros, el apoyo más firme a la hora de realizar mis investigaciones sobre Miguel Hernández; de modo que, en buena medida, mis libros se deben a él y al prodigioso archivo que logró edificar sobre el poeta durante los últimos 68 años.
Pero Gaspar, para quienes le conozcan algo menos, no era solo un recolector de hojas hernandianas, de palabras y objetos del poeta o sobre el poeta, que lo fue. Gaspar Peral ha sido una parte clara, luminosa y viva de la cultura de esta ciudad, un referente sin el que la historia de Alicante quedaría incompleta y minusválida.
Nació en Alicante el 21 de diciembre de 1924. Se licenció en Derecho por la Universidad de Murcia y se dedicó al mundo empresarial, aunque pronto, en 1954, fundó el Teatro de Cámara del Instituto de Estudios Alicantinos y de la Tertulia Teatral de Alicante. Fue teniente alcalde y concejal de cultura de su ciudad entre 1961-1967, y miembro del Instituto de Estudios Alicantinos, ejerciendo de presidente de la Sección de Publicaciones (1968-1973) y de secretario técnico (1973-1974). Lo cierto es que, desde muy temprano, Gaspar sintió una verdadera pasión por la cultura y, en especial, por el teatro. Él mismo confiesa que de pequeño acompañaba a su padre al Teatro Principal todos los domingos y que, probablemente, ahí nació su afición; una afición que le llevó a escribir varias obras, entre ellas, Cartas en voz alta, creada en colaboración con su tío Lorenzo Peral, y con la que consiguió el primer Premio de Teatro Manuel Baeza en 1955. Más tarde publicó Un rincón donde dormir. La emisora La Voz de Alicante puso en antena su drama El reloj no vuelve atrás, escrito en colaboración también con Lorenzo Peral (1958). Participó en los coloquios que, en 1955 se celebraron en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de Santander, sobre «Problemas actuales del teatro de España» y fue el encargado de los actos conmemorativos del I Centenario del nacimiento de Carlos Arniches en 1966.
También es bueno recordar que durante su etapa de subdirector de la revista del Instituto de Estudios Alicantinos, Gaspar Peral promovió la publicación de artículos, ensayos y reseñas relacionadas con Miguel Hernández; de hecho, la abundante correspondencia con reconocidos estudiosos hernandianos propició que en esa revista se avanzaran importantes estudios. Asimismo fue responsable de la edición de los Cuentos de Gabriel Sijé (1972) y, sobre todo, del ensayo La decadencia de la flauta y el reino de los fantasmas (1973), trabajo de Ramón Sijé que permanecía inédito. «Fue como una autoimposición –confesó alguna vez el propio Gaspar– (?). Me sentí obligado a cumplir lo que Miguel, desgraciadamente, no pudo llevar a cabo...»
No voy a insistir aquí en que Gaspar Peral llevaba muy adentro, desde su juventud, allá por 1949, la pasión por la obra y la vida del poeta de Orihuela. Ese mismo año se casó con Adela Ribelles en la concatedral de San Nicolás. Era un 30 de octubre (día en el que nació Miguel Hernández) y la ceremonia fue oficiada por el padre Vendrell (sacerdote que vigiló con celo los últimos días del poeta en la enfermería del Reformatorio de Adultos de Alicante). Ironías del destino. Desde esa fecha, su casa se fue convirtiendo en un santuario hernandiano donde era difícil no encontrar el más extraño libro o artículo sobre Hernández. Él, todo humildad, siempre se adelantaba a aclarar que su archivo era el producto de un enamorado de la obra del poeta, pero nada más: «Yo no he estudiado al poeta más universal Miguel Hernández, lo he coleccionado (?), me he limitado a leerlo, a entusiasmarme con su poesía y volver a releerlo todos los días, casi».
Gaspar Peral Baeza ha sido uno de los hombres más generosos que he podido conocer. Allí, en su casa, en La Torre de las Águilas, entre el asfalto y la leyenda, desde la muerte de su esposa en 1988, hizo de la soledad una de sus mejores compañeras de viaje. Además de sus tres hijos biológicos, Francisco, Gaspar y Adela, la vivienda de Gaspar ha sido hasta hace poco un punto de peregrinaje para esos otros hijos que con el pretexto de consultar algún documento hernandiano, nos alimentamos de su bondad, de su sabiduría, de su descomunal corazón.
Hace apenas cuatro años, la Universidad Miguel Hernández de Elche, a petición de su Cátedra Miguel Hernández, concedió a Gaspar el Premio Cátedra Institucionales del Consejo Social, convirtiéndose así en el primer especialista en el poeta en recibir este reconocimiento. También en 2013, el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert publicó un libro ya imprescindible para cualquier investigador hernandiano, El Archivo Miguel Hernández de Gaspar Peral Baeza, volumen de 400 páginas que detalla los miles de documentos que contienen sus fondos. El 24 de febrero de 2015, este mismo organismo, en colaboración con la Fundación Cultural Miguel Hernández, inauguraba una merecidísima exposición dedicada a él y a su vida: «Miguel Hernández y Alicante en el Archivo de Gaspar Peral Baeza»; una muestra que pudo disfrutar como un niño feliz.
Cuando el pasado 15 de noviembre inauguramos en Orihuela el IV Congreso Internacional Miguel Hernández, muchos sabíamos que algo no sería igual. Gaspar no había faltado nunca a esa cita, pero esta vez, la enfermedad y una fractura de cadera fatal e inesperada, impidió su presencia.
El pasado jueves 21 de diciembre, al tiempo que cumplía 93 años y a la hora exacta en que entraba el invierno, Gaspar Peral apagó definitivamente los ojos. Hoy (por ayer) le hemos dicho adiós (o hasta siempre) en el cementerio alicantino donde reposan también los restos del poeta de su devoción. Hemos escuchado el silencio; un silencio de respeto profundo. Y al final, los versos de Miguel han caído lentos, sedosos, leves (como un sudario) sobre la frente calla de Gaspar en la voz de Aitor Larrabide, con el susurro amigo de Francisco Esteve Ramírez, con el alma y el aliento de quienes tuvimos la suerte de tenerlo cerca, de sentir su abrazo:

Sigo en la sombra, lleno de luz; ¿existe el día?
¿Esto es mi tumba o es mi bóveda materna?
Pasa el latido contra mi piel como una fría
losa que germinara caliente, roja, tierna.
Es posible que no haya nacido todavía,
o que haya muerto siempre. La sombra me gobierna.
Si esto es vivir, morir no sé yo qué sería,
ni sé lo que persigo con ansia tan eterna.

domingo, 20 de octubre de 2019

"Elegía media del toro", Miguel Hernández

(Miguel Hernández y un toro en Jaén, marzo o abril, de 1937)


Poesía varia. (No estaba publicad aen sus libros)

 Aunque no amor, ni ciego, dios arquero
te disparas de ti, si comunista,
vas al pertido rojo del torero.

Heraldos anunciaron tu prevista
presenica, como anuncian a la aurora,
en cuanto la pidieron a la vista.

Tu presteza de Júpiter raptora,
 europas cabalgadas acomete: 
y a pesar de la que alzan picadora,

oposición de bríos y bonete,
 tu inquiridor de sangre, hueso y remo,
 «dolorosas» las hace de Albacete.

Una capa te imanta con su extremo,
 y el que por un instante la batiera,
 te vuelve con temor su polifemo.

Su miedo luminoso a la torera salta,
 y por paladiones en anillo
 solicita refugios de madera.

Invitación de palo y papelillo,
 en los medios citándote, te apena
 de colorines altos el morrillo.

Como tambor tu piel batida suena,
 y tu pata anterior posterioriza
 el desprecio rascado de la arena.

Por tu nobleza se musicaliza 
el saturno del sol y piedra, en tanto
 que tu rabo primero penas iza.

Gallardía de rubio y amaranto,
con la muerte en las manos larga y fina,
oculto su fulgor, visible al canto,

con tu rabia sus gracias origina:
 ¡cuántas manos se dan de bofetones
 cuando la suya junta con tu esquina!

Arrodilla sus iluminaciones;
 y mientras todos creen que es por valiente,
 por lo bajo te pide mil perdones.

Suspenso tú, te mira por el lente 
del acero, y confluye tu momento
de arrancar con su punta mortalmente.

Un datilado y blacno movimiento,
mancos pide un sentido y el azote,
al juez balcón de tu final sangriento.

Por el combo amrfil de ti bigote,
te arrastran a segunda ejecución
¡Entre el crimen airoso del capote,

para ti fue el dolor, para é la gloria!



(Cartel de toros de la feria de Hogueas de Alicante de 2017)
Insertado por Ramón Fernánde Palmeral, autor de "Miguel Hernández, el poeta del pueblo (biografia en 40 artículo)", editorial ECU de Alicante 2019.

sábado, 19 de octubre de 2019

Encuentro poético en Orihuela en solidaridad con los efectos del DANA.

Una treintena de escritores participarán en un encuentro poético solidario con afectados por la DANA

El Ayuntamiento de Orihuela y la Asociación de España Creativa han organizado un encuentro poético de carácter solidario en el que participarán más de 30 escritores de distintos puntos de España, y que tendrá lugar el próximo sábado 26 de octubre en el Auditorio de la Fundación Caja del Mediterráneo. De esta manera, se recaudarán fondos para las zonas afectadas a través de una entrada solidaria de 5 euros que irá a beneficio de Cruz Roja Española, que será la encargada de hacer llegar dichos fondos a los municipios.
El recital de poesía comenzará a las 20.00 horas, mientras que a las 19.00 horas los escritores desplazados atenderán a los medios de comunicación para realizar las entrevistas que consideren de interés.
Escritores de Madrid, Málaga, Córdoba, Ceuta, Murcia, Alicante y de Orihuela, se darán cita con el ánimo de apoyar a la ciudad de Orihuela, tras sufrir importantes daños tras las inundaciones del pasado mes de septiembre.

Así, se sucederán recitales de poesía con figuras de la talla  de Javier Lostalé, José Cereijo, Alberto Caride, Marga Clark, Beatriz Russo, Pepa Nieto, Francisco Caro, Balbina Prior, Juana Vázquez, Carlos D’Ors, María Jesús Fuentes, Rafael Soler, Jesús del Real, Ilia Galán, Sandi García, Manuel Neila, Jorge Eliecer (Colombia), Gloria Díez, Nerea Sánchez y Nuria de Pablo, Socorro Mármol Brís, Miguel Losada, Antonio Fuentes, José Luis Zerón, Ada Soriano, Francisco Javier Catalán, Charo González Casas, Ion Andión (cantautor), Elena Tabachkova,  José Antonio Sabater Albertus, José Manuel Ramón, Antonio Galiano Correa, Alejandro López Pomares, Manuela García Gómez, o palabras del exdirector general de UNESCO Federico Mayor Zaragoza.

Asimismo, también estará presente la Ciudad Creativa de la Literatura UNESCO de Granada, con la participación de su coordinador, el escritor Jesús Ortega, ya que España cuenta con dos ciudades creativas de la Literatura, Granada y Barcelona.
El diseño del cartel de este evento es obra del diseñador Manuel Estrada, Premio Nacional de Diseño 2017, quien ha colaborado con esta imagen de manera solidaria.
Este encuentro se desarrolla en el marco de actividades de apoyo a la Candidatura de Orihuela a Ciudad Creativa de la Literatura UNESCO (www.orihuelacreativecity.com) , que pasó ya el corte nacional por primera vez, junto a otras tres ciudades, Valladolid, Llíria y Lucena, y actualmente, se encuentra concursando a nivel internacional en París. Se espera que en este mes de noviembre se dé a conocer el resultado para conocer si Orihuela obtendrá este distinguido galardón.

Candidatura Unesco
La candidatura de Orihuela contempla un Plan Estratégico de Transformación Urbana a través de la Literatura (2020-2024), con un Plan de Acción que se articula en seis Programas que se desarrollan a su vez en doce Proyectos, todo ello dirigido a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) Agenda 2030 y de la Red Ciudades Creativas UNESCO.
Orihuela contribuirá así a mejorar la convivencia e integración social, el acceso a la cultura, de manera específica a la lectura y creación literaria;  se favorecerá la participación ciudadana; se atenderá a la sostenibilidad del patrimonio cultural y natural, y se generarán alianzas entre gobiernos, sector privado y sociedad civil. El Proyecto Literario de Orihuela, es pues, un “Proyecto Ciudad” orientado al crecimiento de las industrias creativas como motor de su actividad económica y empleo y, de manera especial, a la industria cultural de la Literatura.

Apoyos a la candidatura
Además de la Comisión Española de UNESCO y de todos los agentes sociales principales de la ciudad, la Candidatura de Orihuela cuenta con el apoyo de importantes organizaciones reconocidas en el ámbito de la Literatura como el Instituto Cervantes, FESABID (Federación Española de Sociedades de
Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística), ACE (Asociación Colegial de Escritores de España), CEGAL (Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros), la Fundación SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) o del Gremio de Libreros Independientes de las Comarcas Alicantinas.
Además de prestigiosas instituciones asociadas al ámbito literario y a los valores de UNESCO, como la Fundación Cultura de Paz presidida por el Excmo. Sr. Federico Mayor Zaragoza, Exdirector General de UNESCO; la Federación de Centros y Clubes UNESCO de España; Centro UNESCO Valencia Mediterráneo; Asociación España Creativa y Red de Ciudades y Territorios Creativos de España; Red UNESCO Rutas de la Seda y el Círculo Intercultural Hispano Árabe (CIHAR).

Donación a la Biblioteca Municipal
Los escritores donarán un par de ejemplares a la Biblioteca Municipal María Moliner, mientras que por otra parte, está previsto que visiten la Casa Museo del Poeta Miguel Hernández. El domingo 27 realizarán una firma de libros en la Librería Codex.

jueves, 17 de octubre de 2019

El Ateneo Socio-Cultural ‘Viento del Pueblo’ rinde homenaje a Miguel Hernández

El Ateneo Socio-Cultural ‘Viento del Pueblo’ rinde homenaje a Miguel Hernández /Activa Orihuela

El Ateneo Socio-Cultural ‘Viento del Pueblo’ va  a rendir homenaje al poeta Miguel Hernández durante los meses de octubre y noviembre con las Jornadas ‘Viento del Pueblo’ y bajo el lema “Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo”.  En el homenaje colaboran la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, la Fundación Cultural Miguel Hernández, la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Orihuela, la Coordinadora de Asociaciones de la Memoria Histórica de la Provincia de Alicante (COAMHI), la Fundación Obrera para la Investigación y la Cultura (FOIC) y el Partido Comunista de los Pueblo de España (PCPE).
Se celebrarán dos conferencias: la primera el jueves 24 de octubre, a cargo del prestigioso historiador Francisco Moreno Sáez, sobre la represión franquista en Alicante tras la Guerra Civil, con el título “La represión franquista en Alicante en los primeros años de la dictadura”; y la segunda conferencia, impartida por el filólogo Manuel Valero Gómez, el jueves 31 de octubre, con el título “Le llamaron posguerra a este trozo de río. Poesía y exilio interior durante la posguerra alicantina”. Ambas conferencias tendrán lugar a partir de las 20 horas en la sede del Ateneo (calle del Río, 8, Bajo, junto a la UMH).
El sábado 26 de octubre, a partir de las 12 horas del mediodía, en el monumento a Miguel Hernández situado frente a la Estación Intermodal de Orihuela, se desarrollará un homenaje republicano en el que se leerá  un Manifiesto y a continuación se ofrecerá un recital de poesías. También actuarán los cantautores Román LC y Arón Dubh.
El miércoles 30 de octubre, día en que se conmemoran los 109 años del nacimiento de Miguel Hernández, el músico José Miguel Arranz y el dúo Old Folks (Jesús Parra y Gonzalo Peñalosa), ofrecerán, a partir de las 20 horas en el Auditorio de la Lonja, el recital y concierto  “Miguel Hernández, Sublime”.
Las Jornadas concluirán el sábado 9 de noviembre con el homenaje a los fusilados en el cementerio de Orihuela en octubre y noviembre de 1939, que se iniciará a las 12 horas del mediodía en el monumento a los fusilados hace justamente 80 años.

Un excelente artículo de Julián García Torrellas sobre Miguel Hernández en Palencia

 
(Prision Provincial de Palencia donde estuvo preso Miguel Hernández (23-09-1940-24-11-1940)

 

El famoso preso de la celda 23

El insigne escritor de Orihuela llegó a la ciudad en un tren de mercancías, tras un penoso viaje que duró 16 horas

JULIÁN GARCÍA TORRELLAS/PALENCIA.




Página del expediente que se abrió a Miguel Hernández en la cárcel de Palencia. A la izquierda, carta que envió desde aquí a su mujer. Ambos documentos están publicados en 1992 en 'Miguel Hernández en la carcel de Palencia', de Julián García Torrellas. En la imagen central, retrato que dibujó Antonio Buero Vallejo al poeta en la cárcel de Madrid, donde coincidieron, propiedad de la Fundación Miguel Hernández.
El sábado se conmemoró el primer centenario del nacimiento de Miguel Hernández (Orihuela, 1910-Alicante, 1942). Dos años antes, pasó por la cárcel de Palencia. El poeta pisó por vez primera suelo palentino el día 23 de septiembre de 1940. En la cárcel de Palencia permaneció durante dos meses cumpliendo una pequeñísima parte de la condena a treinta años de prisión que un juzgado militar le había impuesto por su participación en el bando republicano durante la guerra civil. Y fue en Palencia donde cumplió los treinta años de edad, su penúltimo cumpleaños.
La cárcel de Palencia fue un eslabón en la cadena de presidios que el poeta oriolano conoció tras la guerra civil. Temeroso de la represión franquista, Miguel Hernández huyó a Portugal con la intención de llegar hasta Lisboa para solicitar asilo político en la embajada chilena. Pero nada más cruzar la frontera por Rosal de la Frontera, fue capturado por la policía portuguesa y entregado a las autoridades franquistas. Fue aquí donde comenzó el final trágico del poeta. Rosal de la Frontera, Huelva, Sevilla, Orihuela, Madrid, Palencia, Ocaña y Alicante fueron las ciudades y prisiones por las que Miguel Hernández fue arrastrando su pena y dejando su salud.
El traslado de Miguel Hernández a la antigua Prisión Provincial de Palencia se produjo entre la noche y la mañana de los días 22 y 23 de septiembre de 1940 en vagones de mercancías, en un penoso viaje que duró más de dieciséis horas.
En este destino a una ciudad tan distante de su tierra natal, algún biógrafo del poeta ha querido encontrar una falsa justificación atribuyendo el traslado a una equivocación del funcionario que tramitó el mismo y que presumiblemente cambió el nombre de Palencia por Valencia, ciudad esta última mucho más cercana a su tierra natal y a su familia.
El poeta fue enviado a la capital palentina junto con otros 244 presos, entre los cuales, al igual que el propio Miguel, también había muchos condenados a penas de treinta años de prisión. Una parte de aquellos reclusos fueron ingresados en el antiguo manicomio, habilitado como prisión provisional, mientras que el resto, entre ellos Miguel Hernández, fueron internados en la Prisión Provincial de la avenida de Valladolid.
La llegada al nuevo destino carcelario coincidió con la celebración de la fiesta de la Merced. Las guirnaldas, cadenetas y demás elementos ornamentales de la prisión de Palencia infundieron una falsa imagen a los recién llegados. Era una cárcel celular concebida para una población reclusa inferior a cien presos. Pero con la llegada de esta expedición, el número de reclusos sobrepasó el millar. El hacinamiento era total y Miguel Hernández, que fue destinado a la celda número 23, tuvo que compartir su reducido espacio de seis metros cuadrados con otros nueve reclusos.
A las duras normas carcelarias se sumaron el frío y la pésima alimentación. Miguel Hernández comenzó a sentirse solo y necesitó buscar refugio en algunos de sus compañeros de presidio. En Palencia, a diferencia con Madrid, no tenía amigos que le visitasen en la cárcel o que le llevasen comida. Su consuelo estuvo en la tarjeta postal que cada semana podía escribir a su familia y en la espera de poder recibir noticias de su mujer.
Durante los dos meses que Miguel Hernández estuvo preso en la cárcel palentina escribió a su mujer en nueve ocasiones. Del contenido de las cartas del poeta se entreven algunos aspectos sobre cómo fue su estancia en Palencia. El régimen disciplinario de la cárcel le impidió escribir a su esposa unas cartas tan extensas como las que le enviaba cuando estaba preso en Madrid, y Miguel Hernández tuvo que aprovechar al máximo el reducido espacio de esas tarjetas postales.
En la relación epistolar mantenida desde Palencia, Miguel Hernández y su esposa se mintieron mutuamente para eludir sufrimientos y preocupaciones, pero los dos sabían que la realidad era otra muy distinta. En el análisis del contenido de esta correspondencia se ven los encubrimientos consoladores a los que recurre el poeta. En un intento de evitar sufrimientos a su esposa, Miguel Hernández pocas veces le contó la verdad. Casi siempre intentaba convencerla de que su situación era buena, pero la realidad era todo lo contraria. Un claro ejemplo de esos engaños a su esposa es que cuando fue trasladado a Palencia, aún no le había comunicado que estaba condenado a treinta años de cárcel, ni tan siquiera antes le había dicho que había estado condenado a la pena de muerte.
Las tres primeras semanas de estancia en la cárcel de Palencia fueron muy angustiosas para el poeta por la falta de noticias de los suyos. Los días de las semanas transcurrieron esperando ansiosamente noticias de su esposa. La melancolía por la ausencia de sus seres queridos intentó ser mitigada mediante la contemplación de una fotografía de su hijo, «a la que doy mi repaso diario», según le decía a su mujer en la tarjeta escrita el 14 de noviembre.
A su estado de preocupación por el alejamiento de sus seres más queridos, Miguel Hernández tuvo que enfrentarse a otros dos serios problemas en la prisión palentina: el frío y el hambre.
La alimentación de los reclusos en la cárcel de Palencia fue pésima. Miguel Hernández palió aquella situación comprando alguna vez alimentos en el economato de la prisión, gracias a la ayuda económica que ocasionalmente recibió de sus padres. En otras ocasiones, fue la solidaridad de los propios reclusos, sobre todo los que tenían familia en Palencia y les llevaban alimentos a la cárcel, los que contribuyeron a mitigar el hambre del poeta.
El otoño de 1940 fue extremadamente frío en Palencia. Miguel Hernández esperó ansiosamente la ropa de abrigo que había pedido a su esposa. Una cazadora, unos pantalones, ropa interior y unas botas, porque las alpargatas que calzaba no impedían que se le congelasen los pies. En una de sus tarjetas, Miguel Hernández describió a su esposa cómo era aquel gélido otoño palentino: «Hace frío de verdad aquí. Al que le da por reírse, le queda cuajada la risa en la boca, y al que le da por llorar, le queda el llanto hecho hielo en los ojos».
Convencido de que en su nuevo destino carcelario debía pasar una larga estancia, Miguel Hernández intentó convencer a su mujer para que se trasladase a vivir a Palencia, donde, según le decía, «no falta el pan y podrás trabajar como modista (…), y el frío, acostumbrándose a él, es saludable, y nuestro hijo se criará más fuerte, porque esto es muy sano».
Durante su estancia en Palencia, la producción poética de Miguel Hernández fue prácticamente nula. En alguna ocasión, encargó comprar tinta y papel a la familia de un compañero de presidio. Solo quedan los recuerdos de algunos compañeros de cárcel que en su día poseyeron algún poema escrito y dedicado por Miguel Hernández y que el tiempo y el exilio hicieron desaparecer.
Dos meses después de su llegada a Palencia, en la madrugada del día 24 de noviembre, Miguel Hernández fue entregado, a las dos de la madrugada, a una pareja de guardias civiles cuya misión era la de custodiar al poeta hasta su nuevo destino en la prisión de Ocaña. Atrás dejaba la ciudad de las mantas y el frío tan intenso que, presumiblemente, pudo llegar a afectarle gravemente.
El deterioro de la salud del poeta durante su estancia en Palencia ha supuesto todo tipo de conjeturas. Han sido varios los biógrafos que, sin testimonio alguno, han afirmado con total seguridad que Miguel Hernández enfermó de neumonía en esta cárcel. El frío extremo de aquel otoño palentino, el hambre o las malas condiciones de higiene de la prisión fueron circunstancias en las que cualquier recluso podía contraer todo tipo de enfermedades. Pero ninguno de los compañeros de Miguel Hernández en la cárcel palentina recordaba que aquí enfermase o que se le llegase a prestar atención en la enfermería de la prisión.

..........................
...............................................

Artículos y Documentos

El recuerdo de Miguel Hernández en "24 años en la cárcel"
Manuel Parra Pozuelo - noviembre 2004



24 años en la cárcel es el título de un libro de Melaquisidez Rodríguez Chaos en él que relata su dilatada estancia en las cárceles franquistas y en el que hemos encontrado interesantes referencias a la estancia de Miguel Hernández en estas prisiones.

Miguel aparece por primera vez en las páginas de este libro al relatar su autor su estancia en la prisión de Conde de Toreno, en la que ingresó el poeta el 3 de diciembre de 1939, trashaber pasado dos horribles meses recluido en el seminario-prisión de Orihuela, habilitado como prisión temporal. Miguel, que había llegado a su puebloen una efímera y fugaz libertadde 15 días, pues como inmediatamente se constató tenía pendiente otro proceso por el que seria juzgado y condenado amuerte de la que despuésfue amnistiado, aunque se le mantuvo unapenade treinta años de prisión, había vuelto a serdetenido, en Orihuela,el 29 de septiembre, esta vez de modo definitivo.

Según el memorialista, la vida en aquella prisión era durísima, en ella estaban recluidos los que habían pertenecido al S.I.M., al S.I.E.P., Servicio de Investigación Periférico, o a unidades guerrilleras o a la policía y en esta prisión, cuando conoció al poeta, que se entrevistaba con todos los presos, recibió una gran sorpresa por que según Melquiasedez:"los poetas que él había conocido – pocos por cierto- eran gentes secas, pálidas,descuidadas,y con aires de personas muy finas. Miguel era de figura tosca. No sé quien escribió que tenía cara de patata recién arrancada. Pero es una buena imagen. Las manos nudosas, los pies huesudos, los andares de campesino. Y su soledad se acrecentaba por su vestimenta: camisa de retor moreno con cuello de tirilla, pantalón caqui de soldado, unas alpargatas de esparto, sin cintas. Y por si faltaba algo, el pelo al rape."

Miguel Hernández, se entrevistaba con todos los presos para con el relato de sus experiencias escribir un libro en el que se reflejasen, de modo veraz, los crímenes del franquismo, y cuando habló con él tomaba notas y másnotas. Miguel, pues, continuaba ejerciendo una de las profesiones que yahabía practicado durante la guerra , la de periodista , que le había permitido ela laborar numerosos reportajes , y como entonces, intentó serjustoy verdadero reflejando la realidad, igual que habíahecho en los momentos en que la verdad hablaba a balazos en los campos.

Melquesidez afirma haber coincidido con Miguel en las clases de francés, inglés e historia general que los reclusos organizaban y que eran impartidas por otros compañeros especialmente capacitados, el poeta oriolano siempre estaba dispuesto a respondera cualquier pregunta, y según los recuerdos del memorialista :“En todo era igual, daba su opinión sin preocuparse del efecto que pudiera causar a los demás. Expresaba lisa y llanamente sus sentimientos".

Según Antonio Buero Vallejo, compañero de Miguel en la cárcel de Toreno, en ella compuso el poeta oriolano uno de sus últimos poemas , el titulado Sepultura de la imaginación.

El 22 de septiembre de 1940, Miguel, junto a otros setenta presos, fueron trasladados a la prisión de Palencia en tren de marcancias, salieron de la cárceles esposados y les hicieron subir a camiones que los condujeron a la Estación del Norte. La Guardia Civil estableció un cordón doble paracontrolar a las familias que intentaban acercarse a los prisioneros. En la versión de Melquesidez se recoge una intervención de Miguel Hernández que, encarándose con un sargento, que no permitía a una madre abrazar a su hijo enfermo, le dijo:"No somos criminales. Somos personas dignas. No pueden continuar insensibles al dolor de esa madre. Si lo hacen sus conciencias no se libraran del peso del remordimiento".Consiguiendo que, desde ese momento, la guardia civil adoptase una actitud más permisiva.

La cárcel de Palencia estuvo en la celda 23, estaba llena de campesinos que, en muchos casos estaban presos, desde el principio de la guerra y, desconociendo las circunstancias que habían rodeado su final, deseaban ser informado por los recién llegados, Miguel Hernández, que a sus treinta años era el de más edad de su celda, fue de los más requeridos para explicar la trágica derrota de la republica, además se hizo querer por todos los compañeros, especialmente por los campesinos, y, estudiando todo lo que podía, el mismo organizó una clase de gramática en el patio de la prisión.

El traslado de Miguel a la prisión de Ocaña, el 24 de noviembre de 1940, significó una dolorosa separación para todos los que habían estado junto al poeta desde su ingreso en la prisión de Toreno, o lo habían conocido en la de Palencia, y, según Melquesidez, muchos de aquellos compañeros vertieron lágrimas.

Es preciso relatar que la situación de los presos era en Palencia, si cabe, aún peor que la de la prisión de Conde de Toreno, y se veía agravada por las dificultades de comunicación con la mayoría de las familiasy por las bajas temperaturas invernales propias de la esteparia meseta castellana y fue en su corta estancia en esta prisión, en la que Miguel sufrió una neumonía y una hemotisis, aunque ninguno de los presos soportó periodo alguno de cuarentena, los distribuyeron, nada más llegar, en grupos de diez y asignaron a cada grupo una celda de seis metros cuadradosque no disponían ni de agua ni de water, en la celda asignada a Miguel que, según Melquesidez, era también la suya, todos eran comunistas con excepción de un anarquista.

El autor de estas memorias, que permaneció en la cárcel de Palencia durante mucho tiempo, nos diceque fue mediante la lectura delperiódico Redención como tuvieron conocimiento de la muerte el poeta. al que habían visto llorar recitando alguno de sus poemas, y aunque, en principio, se negaban a aceptar la veracidad de esta información, una carta de su compañera les confirmó lo cierto de su muerte, aunque según dijo Melquisidez no había muerto:"Nos lo habían matado sometiéndolo privaciones y a una vida cruel".

De este modo, desde el 28 de marzo de 1942, el recuerdo de Miguel Hernándezse albergó y se inscribióde modo indeleble, primero en sus compañeros de cautiverio y después en todoslos hombres y mujeres de buena voluntad, como emblema ydivisa de todos aquellos y de todas aquellas que pusieron en juego su vida para conseguir la libertad y la justicia, a los que siempre acompañaronlos maravillosos versos de Miguel, en los que podemos leemos:


" hay un rayo de luz en la lucha
que siempre deja la sombra vencida."


Manuel Parra Pozuelo