Sinopsis:

Página multimedia virtual sobre la vida, obra y acontecimientos del universal poeta Miguel Hernández -que murió por servir una idea- con motivo del I Centenario de su nacimiento (1910-2010). Administrada por Ramón Fernández Palmeral. ALICANTE (España). Esta página no es responsable de los comentarios de sus colaboradores. Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

sábado, 14 de julio de 2018

PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA "MIGUEL HERNÁNDEZ-COMUNIDAD VALENCIANA" 2019 (España)

PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA "MIGUEL HERNÁNDEZ-COMUNIDAD VALENCIANA" 2019 (España)
10:01:2019
Género: Poesía
Premio:   8.000 €, elemento artístico acreditativo, edición y 50 ejemplares
Abierto a:  sin restricciones
Entidad convocante:  Patronato de la Fundación Cultural Miguel Hernández
País de la entidad convocante: España
Fecha de cierre:    10:01:2019

BASES

El Patronato de la Fundación Cultural Miguel Hernández convoca el Premio Internacional de Poesía 'Miguel Hernández-Comunidad Valenciana 2019?, con arreglo a las siguientes:

BASES

PRIMERA. Podrán participar todos los escritores que lo deseen, con una o más obras originales e inéditas escritas en castellano. No podrán concursar aquellos que hubieran obtenido el Premio en ediciones anteriores de este certamen.

SEGUNDA. La dotación del Premio único será de 8.000,00 euros, sujeta a la legislación tributaria vigente. Se entregará también al ganador un elemento artístico acreditativo.

TERCERA. Las obras, de tema libre, deberán contar con un mínimo de 500 y un máximo de 1.000 versos. Se presentarán grapadas o encuadernadas debidamente, por quintuplicado, en formato Din-a4 o dimensiones similares, escritas a máquina o en ordenador a doble espacio y por una sola cara, y con un índice de los poemas. En los originales sólo se hará constar el título de la obra y un seudónimo. En sobre aparte, cerrado y con el título de la obra y el seudónimo en el exterior, se incluirán los datos personales del autor: nombre y apellidos, dirección, teléfono de contacto y correo electrónico, fotocopia del DNI o del pasaporte y una breve nota bio-bibliográfica.

CUARTA. El plazo de presentación de originales finaliza el día 10 de enero de 2019. Los originales se enviarán a: Fundación Cultural Miguel Hernández, calle de Miguel Hernández nº 75, 03300 Orihuela. Se considerarán incluidas dentro de este plazo las obras que se envíen por correo y tengan matasellos de origen de esta fecha o anterior. En el sobre se indicará obligatoriamente: “Para el Premio Internacional de Poesía Miguel Hernández-Comunidad Valenciana 2019”.

QUINTA. La Fundación Cultural Miguel Hernández designará un comité de lectura previo, constituido por especialistas, que seleccionará las obras sobre las que deliberará posteriormente el Jurado, presidido por un miembro del Patronato de la Fundación y  que tendrá al Director de esta Institución como secretario de actas, con voz pero sin voto. Si en la deliberación previa a la votación se considerase por mayoría de sus miembros que ninguna de las obras presentadas posee calidad suficiente para optar al Premio, éste podrá declararse desierto.

SEXTA. El fallo del Jurado será hecho público durante el mes de marzo de 2019, en fecha próxima al aniversario de la muerte del poeta Miguel Hernández. El fallo será inapelable y la asistencia del ganador al acto de entrega del Premio, imprescindible para percibir el mismo.

SÉPTIMA. La obra premiada será publicada por Ediciones Devenir. El ganador tendrá derecho a recibir cincuenta ejemplares de su obra, entendiéndose que la dotación económica del Premio suple los derechos de autor, tanto mediante impresión como en proceso digital y/o a través de Internet. El ganador deberá facilitar, en el plazo de un mes desde que se le notifique la obtención del Premio, un soporte informático con el contenido íntegro de la obra premiada. Siempre que la obra sea editada se tendrá que destacar el galardón obtenido por la misma, con la indicación „Premio Internacional de Poesía Fundación Cultural Miguel Hernández 2019?.

OCTAVA. Los originales no premiados serán destruidos, no admitiéndose peticiones de devolución.

NOVENA. La participación en este Premio implica la total aceptación de las Bases. El Jurado resolverá todos aquellos aspectos no contemplados en las mismas.


Fuente: www.miguelhernandezvirtual.es

Hallan 170 textos inéditos del poeta Miguel Hernández

  • Los textos se hallaban en el Archivo Histórico de Elche
  • El material está relacionado con las etapas de su juventud y la Guerra Civil
Un total de 170 textos inéditos del poeta Miguel Hernández, principalmente octavas inacabadas o tachadas, así como metáforas y versos sueltos, han sido hallados en el Archivo Histórico de Elche por la profesora titular de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Alicante, Carmen Alemany.
El material ahora hallado está relacionado con distintas etapas de la vida de Miguel Hernández, mayoritariamente con su juventud, cuando publicó "Perito en lunas", y con el periodo de la Guerra Civil, según han informado este viernes fuentes académicas.
Una de las principales novedades del hallazgo, cuyo contenido ya fue adelantado durante un reciente congreso hernandiano, es, según la profesora, "el insistente y voluntarioso trabajo de creación" de Miguel Hernández, con "páginas y páginas en las que traza imágenes y escribe metáforas y versos sueltos".
"En definitiva, ejercicios literarios que le servían de aprendizaje poético y de referente para componer sus poemas", ha explicado Alemany, directora del Centro de Estudios Iberoamericanos Mario Benedetti de la Universidad de Alicante y autora de varias ediciones sobre la obra poética de Miguel Hernández.

Proceso creativo

Los textos, que se hallaban en el Archivo Histórico de Elche, desvelan, a juicio de Alemany, "la riqueza del proceso creativo del poeta", cuya obra, "al contrario de lo que mantenían los investigadores, "es fruto de una profunda meditación y de un trabajo exhaustivo hasta llegar a la versión definitiva del poema".
Aunque lo ahora descubierto no son textos esenciales de Miguel Hernández, "sí son fundamentales para el estudio de su obra porque complementan lo que ya sabemos del autor y de su forma de hacer poesía", ha manifestado la profesora alicantina.
Entre los textos hallados, también destaca "una sucesión de ideas e imágenes separadas por guiones, que permiten hacerse una idea de la temática y el enfoque del poema, así como textos casi acabados o terminados, como algunas octavas que el autor tachó completamente".
Como ejemplo a los primeros, Alemany ha destacado una reflexión del poeta oriolano sobre el valor de la imagen en la poesía.
"Dedica largo tiempo a escribir una y otra vez posibles imágenes para sus poemas", ha explicado la profesora. De hecho, el poeta -ha desvelado Alemany- escribe: "No me deja estar la imagen hasta que no la escribo".
Su parecido con Lorca y Neruda, a uno físicamente y al otro como voz poética, es otro de los temas que aparecen en el material rescatado por Alemany, donde Hernández reivindica su "derecho a merecer".
"Es posible -escribe el poeta- que esta voz se parezca a otra cualquiera, presumo yo que sí, pero qué culpa tengo de que mi rostro sea como el de Federico, de que mi paso tenga que ver con el de Pablo. Aún estoy mas me merezco, mas me merezco más y más te pido, me merezco a la esponja, me merezco a la arena...".

jueves, 28 de junio de 2018

España: ¿dónde está Federico?

España: ¿dónde está Federico?

• Lunes 25 de junio de 2018
Federico García Lorca
Si pudiera llorar de miedo en una casa sola,
si pudiera sacarme los ojos y comérmelos,
lo haría por tu voz de naranjo enlutado
y por tu poesía que sale dando gritos.
Pablo Neruda, “Oda a Federico García Lorca”.
Entre mis primeras influencias, me reconozco en García Lorca, la gitanería de su poesía, el ritmo pegajoso del granadino, el romance con la palabra, el encabalgamiento de su musicalidad y, posteriormente, Poeta en Nueva York, su grito en la ciudad de los rascacielos.
No soy el único iniciado con la poesía del duende andaluz, ni el último en subir al tren multicolor, trágico, alegre del verso espléndido de Federico García Lorca.
Un piano de luto negro / para el poeta y su poesía rota / en el negro espanto / del poema /No te mires al espejo asesino / España sin memoria no olvida / al gusano ladrón del fruto / de la vida / en el amanecer oscuro de la muerte (RG).
Leo con sorpresa en torno a la demanda que hace un grupo prominente de intelectuales, científicos y artistas del mundo, a la Academia Sueca, de otorgarle el premio Nobel póstumo al poeta asesinado por el rabioso franquismo. Sí, es esta sorprendente petición la que motiva estas notas al paso, una noche en el trópico, no como un ejercicio más, sino como una profunda y genuina inquietud relacionada con un autor que nunca he olvidado y que tengo presente más allá de mi memoria.

¿El premio Nobel hará más universal al universal andaluz?
García Lorca le pesa a la España indolente que no ha encontrado sus restos, para que descansen en paz y el respeto se enseñoree sobre la tragedia. Esta encomiable petición literaria, merecida sin duda por el poeta y dramaturgo excepcional, debiera ser al gobierno español suficiente razón para que inicie de inmediato la búsqueda de sus restos con información que debe existir en las esferas del franquismo.
España necesita descansar en paz y la poesía fluir hacia una nueva esperanza. ¿Es muy hondo y ciego el pozo de Víznar donde cayó el olvido, la humanidad tronchada de este poeta que enlutó la viudez de España hasta nuestros días? ¿Saldrá la historia de ese barranco ignominioso a contarnos la verdad, algún día?
Rolando Gabrielli

Rolando Gabrielli

Periodista y escritor chileno residenciado en Panamá. Poeta, narrador y ensayista. Ha obtenido diversos premios y menciones literarias en Chile, México y Panamá. Ex funcionario internacional, corresponsal extranjero en Colombia y Panamá. Ha dirigido y editado diversas publicaciones y artículos suyos han sido publicados en América Latina y Europa.

Sus textos publicados antes de 2015
97101110125128129140151157159160161174186190191202209210216225240267269271272298299
Ciudad Letralia: Fechado en Panamá
Editorial Letralia: Residencia en la Tierra de Letras (coautor)
Editorial Letralia: 12 años de Letralia. Literatura y bits desde la Tierra de Letras (coautor)
 
.............................
Nota.-
Un premio Nobel póstumo para Federico no le hará más famoso de lo que ya es, tal vez la Fundación, sí necite el dinero del premio.

lunes, 16 de abril de 2018

Nuevo director de la cátedra Miguel Hernández de la Universidad de Elche

José Luis Ferris dirigirá la Cátedra Miguel Hernández

La UMH apuesta por el profesor del área de Literatura Española para relevar a Francisco Esteve

08.03.2018 | 12:38
José Luis Ferris.
El objetivo es apostar más por la internacionalización.
La Cátedra Miguel Hernández de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche tiene nuevo director. El rector de la UMH, Jesús Pastor, ha nombrado al profesor del área de Literatura Española José Luis Ferris director de la cátedra, una vez que se ha hecho efectivo el cese de Francisco Esteve tras su jubilación.
El profesor de la UMH y escritor José Luis Ferris ha ocupado el cargo de codirector de la cátedra de Miguel Hernández durante los últimos años, y ahora se pone al frente del proyecto académico que tiene como objetivo potenciar la investigación y la divulgación de la obra del poeta que da nombre a la Universidad de Elche.

Uno de los objetivos de José Luis Ferris, que destaca el trabajo realizado por Francisco Esteve, va a ser apostar más por la internacionalización de la cátedra, entablando relaciones con el mayor número de centros hernandianos posible de otros países. En este sentido, Ferris avanzó que contará con la colaboración del profesor Armando Migueles, por su estrecha vinculación con Estados Unidos, donde se quiere hacer más presente la obra del poeta. De hecho, José Luis Ferris aseguró que «el objetivo es abrir más la cátedra al mundo en esta etapa, y hacer más visible la obra del poeta de Orihuela».
El nuevo director también contará, entre otras personas, con Carmen Alemany o Joaquín Juan Penalver, para desarrollar nuevos proyectos y seguir potenciando los que ya se están desarrollando, como el certamen de poesía.

En cuanto a la investigación, Ferris indicó que «otro de mis objetivos es seguir incentivando los estudios relacionados con la obra de Miguel Hernández».

La «Senda del Poeta» llega a Alicante 15 de abril 2018

La «Senda del Poeta» llega a Alicante

Cerca de 2.000 personas recuerdan con un recital de versos a Miguel Hernández junto a su tumba en el cementerio de la capital

16.04.2018 | 02:08
La «Senda del Poeta» llega a Alicante
La «Senda del Poeta» llega a Alicante
La «Senda del Poeta» es un emotivo y tradicional recorrido cultural que con distintas paradas en lugares vinculados a la biografía de Miguel Hernández, ayer concluyó junto a su tumba en el cementerio de Alicante. Y, hasta allí, se desplazaron cerca de 2.000 personas que, un año más, una edición más, mostraron de esta forma su interés y devoción por su legado literario.
Así pues, en el final de este trayecto por la provincia, en la entrada del cementerio de Alicante, en la tumba donde descansan los restos de Miguel Hernández, su mujer Josefina Manresa y su hijo Manuel Miguel, se leyeron varios pasajes de su obra con distintas intervenciones institucionales. De este modo, presentados por Aitor Larrabide, director de la Fundación Miguel Hernández de Orihuela, participaron Jesús Martí, del Instituto Valenciano de la Juventud (IVAJ); Esther Fuentes, vicerrectora adjunta de la UMH; José Luis Ferris, director de la cátedra Miguel Hernández de la UMH; Gloria Vara, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Alicante; y los senderistas Adela Rincón (quien recogió el título de senderista del año a título póstumo de Chema Rubio), y Chelsea Williams y Alfonso Corral, que depararon un interesante recital en inglés y español. También cabe destacar entre las personalidades presentes Paco Esteve, uno de los más prestigiosos hernandianos.
Según informa la organización, desde el canal en Youtube de la «Senda del Poeta» muy pronto se podrán ir viendo los distintos vídeos del recorrido de esta edición.





sábado, 14 de abril de 2018

Orihuela recuerda el 76 aniversario de la muerte de Miguel Hernández



Orihuela recuerda a Miguel Hernández en el 76 aniversario de su muerte en la Primavera Hernandiana

En el día en el que se cumple el 76 aniversario de la muerte del poeta Miguel Hernández, la concejala de Cultura, Mar Ezcurra, y el director de la Fundación Cultural Miguel Hernández, Aitor Larrabide, han presentado la programación organizada para conmemorar la Primavera Hernandiana en homenaje al poeta oriolano.

132

En el día en el que se cumple el 76 aniversario de la muerte del poeta Miguel Hernández, la concejala de Cultura, Mar Ezcurra, y el director de la Fundación Cultural Miguel Hernández, Aitor Larrabide, han presentado la programación organizada para conmemorar la Primavera Hernandiana en homenaje al poeta oriolano.
De hecho, este 28 de marzo ha sido el día elegido para inaugurar dos de las exposiciones que estarán abiertas durante las próximas semanas en la ciudad. La primera de ellas, en el Archivo Histórico de Orihuela, situado en la biblioteca municipal María Moliner.
En esta muestra podremos ver, entre otros documentos, una instancia al ayuntamiento pidiendo autorización para celebrar un acto literario en el que participaron Miguel Hernández, Ramón Sijé y Carlos Fenoll; el censo electoral del año 1934 en el que aparece el poeta; la instancia de Tomás López Galindo solicitando permiso para la publicación de la revista El Gallo Crisis; el documento de alistamiento para el servicio militar del año 1931 y el acta de la sesión supletoria del pleno del ayuntamiento celebrada el 3 de marzo de 1932 en la que se le conceden a Miguel Hernández las 50 pesetas para marcharse a Madrid.
La segunda de las exposiciones inaugurada hoy es la titulada “Perito en Lunas”, del pintor Ángel López Monsalvo y perteneciente a los fondos de la Fundación Cultural Miguel Hernández. Esta se puede visitar en la Sala de Exposiciones Miguel Hernández, situada junto a la Casa Museo.
Así mismo, la Primavera Hernandiana contempla también una exposición fotográfica colectiva, “Retazos” en el Centro Cívico de la Costa y organizada por la Asociación Cultural Orihuela 2M10 y la exposición de Alfonso Ortuño,“Perito en Lunas”, en el Centro Juvenil de Molins.
Esta programación incluye también la presentación del libro de Miguel Ruiz Martínez, “Miguel Hernández y el paisaje de Orihuela”, editado por la fundación que lleva el nombre del poeta, que tendrá lugar el 19 de abril en la biblioteca María Moliner, y la presentación del libro de Fernando González Lucini, “Miguel Hernández… y su palabra se hizo música”, en la Casa Museo Miguel Hernández el 31 de mayo.
Este próximo sábado, a partir de las 17 horas habrá un micrófono abierto y recital poético a cargo del Foro Social, con motivo del 76 aniversario de la muerte del poeta. Igual que el sábado 28 de abril que además se representará “La higuera Cenicienta”.
Esta programación cultural incluye también los talleres infantiles dedicados a la vida y obra de Miguel Hernández que se desarrollan todas las semanas en la biblioteca municipal María Moliner, el Ciclo de Poesía en la Casa Natal de Miguel Hernández que se celebra todos los miércoles, la Senda del Poeta, que saldrá del Rincón Hernandiano el próximo 13 abril y que será inaugurada por los alumnos y alumnas del Taller Municipal de Teatro de Orihuela.
Así también, Desamparados, El Arenal, La Media Legua y Correntías serán algunas de las pedanías donde los domingos del mes de abril se celebren actividades para los más pequeños. Ya el domingo 13 de mayo se celebrará la XXIV Edición de MercaDeArte, en la calle Arriba, donde habrá recitales poéticos, micrófono abierto, visitas guiadas a la Casa Museo del poeta y un concierto para clausurar la jornada.
“Inauguramos esta Primavera Hernandiana cargada de cultura con los Murales de San Isidro y continuamos estos meses con más de medio de centenar de actividades en recuerdo y homenaje a Miguel Hernández que llenan de poesía Orihuela”, ha explicado Mar Ezcurra, quien ha incidido en que se trata de “una programación completa y variada, pero sobre todo muy participativa, en la que se ha contado con asociaciones del municipio y como, no con la Fundación Cultural Miguel Hernández, que como siempre se ha volcado con la concejalía de Cultura para preparar este gran homenaje hernandiano”.
Precisamente, el director de la Fundación, Aitor Larrabide, ha insistido en que “a Miguel Hernández hay que homenajearlo y recordarlo todos los días del año ya que es el valor literario más relevante de la ciudad”.

2.000 Senderistas parte de Orihuela hacia Alicante. 14 de abril 2018


La Senda del Poeta arranca su XXI edición desde el Rincón Hernandiano de Orihuela

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, encabezó este viernes la salida desde el Rincón Hernandiano de la vigesimoprimera edición de la Senda del Poeta, que un año más, inició su recorrido en Orihuela, y que este año cuenta con la participación de casi 2.000 senderistas.

36

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, encabezó este viernes la salida desde el Rincón Hernandiano de la vigesimoprimera edición de la Senda del Poeta, que un año más, inició su recorrido en Orihuela, y que este año cuenta con la participación de casi 2000 senderistas.
El primer edil oriolano estuvo acompañado por Mar Ezcurra, concejal de Juventud y Cultura, y por el secretario general del Instituto Valenciano de la Juventud (IVAJ), Jesús Martí.
Asimismo, durante el acto previo al inicio de la senda, se hizo entrega de la distinción de “Senderista del Año” de manera póstuma a Chema Rubio Velasco, miembro de la junta directiva de la Asociación de Amigos de Miguel Hernández y participante activo de la Senda del Poeta desde su primera edición, que falleció el año pasado.
Previo a la salida, los participantes pudieron disfrutar de la actuación de los Taller Municipal de Teatro, de nueva creación en 2018 por la Concejalía de Cultura.
Bascuñana deseó una buena senda a los participantes, cuyo gran número “deja claro y patente el compromiso de la sociedad y de este Ayuntamiento en apoyar a nuestro poeta universal, que amaba a Orihuela y que transmite con su poesía no sólo valores humanos, sino también las bondades de su tierra”.
La edil de Juventud se sumó a los senderistas “en este sentido homenaje que hacen al poeta, y que significa que Miguel Hernández está vivo y sigue motivando a jóvenes y personas de cualquier edad”.
La Senda del Poeta discurre por los lugares más singulares de la vida y obra del poeta, terminando en Alicante el próximo domingo.

lunes, 9 de abril de 2018

Colabora Ramón Palmeral con un trabajo sobre María Zambrano y Miguel Hernández






Ver el interiro de la rfevista:
https://drive.google.com/open?id=15j0OaeQfFP3t2PyXHfLAusUj3KjbTXwb

 En este número colabora el hernandiano Ramón Fernández Palmeral, con un trabajo sobre María Zambrano y Miguel Hernández (primera parte).




El Muelle de Levante de Alicante, inaugura una escultura del capitán Dickson del Stanbrook que en marzo de 1939

El rostro más humano del Stanbrook

La Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica dedica un busto a Archibald Dickson, el capitán del buque donde partieron al exilio miles de republicanos hace 79 años

09.04.2018 | 01:13
Las pasajeras del Stanbrook Alicia y Helia González asistieron emocionadas a la inauguración.
El rostro más humano del Stanbrook
El rostro más humano del Stanbrook
Dos tripulantes de aquel trayecto hasta Orán asisten al acto.
«El capitán Dickson nos cogió con sus brazos. Él nos subió al barco. Mi hermana Helia tenía cuatro años y yo tenía tan solo dos, pero ese momento no lo podremos olvidar nunca». Alicia González hablaba ayer emocionada, sujetando el busto de Archibald Dickson, el marino galés que estaba la frente del buque Stanbrook donde ambas, junto con sus padres y cerca de 3.000 republicanos pudieron escapar desde Alicante hasta el exilio en Orán.
Desde ayer, el Muelle de Levante muestra una escultura del capitán que en marzo de 1939 dejó en tierra toda la carga que debía transportar al otro lado del Mediterráneo y aceptó subir a su barco a represaliados por el franquismo, que buscaban salvar su vida en los albores de la Guerra Civil. La Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica dio ayer un paso más en su lucha por reivindicar espacios y personas como símbolos de la libertad, e inauguró un busto en homenaje al capitán Archibald Dickson, situado junto al monolito colocado en 2014, 75 años después que el Stanbrook zarpara de Alicante rumbo a Argelia.
Poco después de descubrir la escultura, oculta tras unas banderas republicanas, las personas que se acercaron ayer al puerto quisieron conocer cómo era aquel capitán británico que vinculó su nombre a la historia de Alicante. El autor del busto, el malagueño Luis Gámez, ha dispuesto de pocas fuentes de documentación para realizar su obra. Gracias a fotografías ha tratado de reflejar «la dignidad» de un hombre que mira hacia el frente con seguridad.
El busto de Dickson, como señaló ayer el conseller de Transparencia Manuel Alcaraz, está ahora «arrullado por la brisa del mar». Junto a Alcaraz, asistieron al acto numerosos componentes de la Comisión Cívica, además del director territorial de Presidencia en Alicante, Esteban Vallejo, la concejala de Hacienda, la socialista Sofía Morales, y otros ediles de la corporación alicantina, como Miguel Ángel Pavón y Julia Angulo (Guanyar) o Natxo Bellido y María José Espuch (Compromís).
Helia González fue la pasajera del Stanbrook 2.276 y su hermana Alicia, la 2.277. Ayer llegaron algo tarde al descubrimiento del busto de Dickson, pero aquel mes de marzo de 1939 subieron a tiempo a un barco que, posiblemente, les permitió seguir con vida. Casi 80 años después, a Helia no le salían las palabras: «El capitán se lo merece todo. Su humanidad salvó a tanta gente que le estaremos eternamente agradecidas».

viernes, 30 de marzo de 2018

Miguel Hernández lejos del cliché del poeta-pastor. Alejandro Duque Amusco.

Tal día como hoy hace 76 años, el poeta moría en una cárcel de Alicante castigado por la represión, enfermedad y la desnutrición

Miguel Hernandez
Miguel Hernández, en una imagen sin datar.
Un día como hoy moría Miguel Hernández en la prisión de Alicante. La enfermedad, la desnutrición y las represivas condiciones carcelarias de la inmediata postguerra acabaron con él, a la edad de 31 años. No se cumple hoy una cifra redonda ni de su muerte ni de su nacimiento, y quizás por ello tenga más valor y sentido el recordarlo aquí y ahora, pues dudosa memoria es aquella que solo responde al capricho aritmético de las conmemoraciones.
La corta vida de Miguel Hernández se vio marcada por dos grandes pasiones: por su amor a la naturaleza y, en el plano literario, desde muy joven, por su atracción por la palabra poética. Y conste que no decimos por la poesía, sino, en términos más amplios, la palabra poética, ya que la primera vocación suya fue la de ser autor teatral, no poeta. Con el teatro pensaba que podría ganarse la vida. Lo primero que Miguel Hernández escribió fue precisamente una pieza teatral, Quién te ha visto y quién te ve y sombra de lo que eras, en la línea de los autos sacramentales de nuestra Edad de Oro.
Volviendo sobre su pasión por la naturaleza, Miguel fue como una criatura surgida de ella –“elemental naturaleza desnuda”, lo llamó Juan Ramón Jiménez–, todo vitalidad, todo entusiasmo, y en el secreto íntimo de lo que es la tierra: sus floraciones, sus frutos, el nombre de cada árbol, el canto de los innumerables pájaros, que él sabía imitar como nadie. El muchacho de Orihuela se sentía hijo de la naturaleza, con clara conciencia de lo que eso suponía. Un don terrenal, una forma elemental de sabiduría que se tiene pero que no se aprende. Sentía fascinación por el agua y, a poco que pudiera, se iba al río a bañarse o, si llovía, se exponía gozosamente al caer de las gotas hasta empaparse de aquel maná purificador y sagrado. Aleixandre lo recuerda echándose de bruces al agua de los arroyos para beber. Y le gustaba trepar a los árboles y lo solía hacer, para sorpresa de los amigos que iban con él, en plena ciudad. “¿Dónde está Miguel?”, se preguntaban. Y Miguel se había encaramado a la copa de un árbol y desde allí imitaba el canto de un jilguero.

Estereotipos

De Miguel Hernández circuló durante muchos años un estereotipo que poco tenía que ver con su realidad biográfica. Se le vio como de familia pobre y poco cultivado, porque –se decía– apenas había podido ir al colegio de niño. Lejos de la verdad, como su biógrafo José Luis Ferris pone de manifiesto en su excelente libro Pasiones, cárcel y muerte de un poeta, ese cliché del poeta-pastor, al que el propio Hernández contribuyó en buena medida, ha enturbiado la clara imagen de su persona y lastrado el reconocimiento de su poderosa y siempre emocionante poesía. Para empezar a desmontar esa falsa imagen hemos de decir que no fue un niño pobre, sino un niño de familia modesta, pero con recursos para salir adelante en la España deprimida de comienzos del XX. Y no casa tampoco con la verdad que fuera un joven sin formación. Fue a la escuela hasta los 14 años, lo que pocos niños del medio rural podían permitirse entonces. Pasó por tres colegios distintos, y el último, el de Santo Domingo, un colegio privado de los jesuitas. En él Miguel estudió gracias a la “generosidad interesada” de los profesores, conscientes de su talento, y con la expectativa de poderlo orientar hacia su seminario. La imagen de un poeta algo “asilvestrado” no se corresponde por tanto con la realidad.
El cliché del poeta-pastor, al que el propio Hernández contribuyó en buena medida, ha lastrado el reconocimiento de su poderosa y siempre emocionante poesía
En lo físico era un joven fibroso, delgado, de estatura media; su rostro, siguiendo la descripción de Neruda, tenía algo de patata en su hechura, con pómulos marcados, ojos verdes claros, y coronada la cabeza por escaso pelo, que él además se empeñaba en llevar muy corto. Le atraía el esfuerzo y el ejercicio al aire libre. Y si lo hacía en compañía de amigos, la delicia era para él completa. Jugar a la pelota era su deporte favorito. En su equipo del pueblo se le conocía, según cuenta Ferris, por “el Barbacha”, que quiere decir “caracol”, porque, aunque buen jugador, era algo lento en sus movimientos. Algún poema temprano escribió sobre el fútbol.
Cuando llegó a Madrid a finales de 1931 pocos poetas de su edad tenían una formación literaria más sólida y completa que él. Conocía bien a Virgilio, fray Luis de León y San Juan de la Cruz, a Góngora y Quevedo. El teatro de Lope y de Calderón le eran familiares. También Verlaine y Gabriel Miró vendrían a conformar su gusto. Pero Miguel se da cuenta de que sus tentativas poéticas resultaban algo trasnochadas si se comparaban con lo que estaban escribiendo por entonces los poetas del 27, generación a la que él por estricta cronología pertenece.

A la zaga

Cuando vuelve a Orihuela decide cambiar y ponerse al día, y lo hace subiéndose al tren del neogongorismo, sin darse cuenta de que ese tren era ya cosa del pasado. El problema de Miguel Hernández es que va siempre a la zaga de los movimientos estéticos dominantes: desemboca en el gongorismo (Perito en lunas,1933) cuando había dejado de ser un acto reivindicativo y se había convertido en reliquia; luego se dedica al soneto y al arte medido (El rayo que no cesa, 1936) cuando lo que imperaba era el verso libre, y pasará por el surrealismo en sus odas a Neruda y Aleixandre, lo menos personal de su poesía, cuando la avanzadilla del 27 empezaba a dejar atrás ese estilo.
Hernández es quizás de los poetas que con mayor vigor ha exaltado la sexualidad desde la poesía
Durante la guerra escribirá dos libros en los que empieza a percibirse una gradual depuración expresiva: Viento del pueblo (1937) y El hombre acecha (1939), pero no será hasta Cancionero y romancero de ausencias, editado póstumamente en 1958 –para la crítica, hoy, su mejor y más auténtica obra–, cuando la voz del poeta se afine, se adelgace y pierda todo el formidable artificio retórico que la había caracterizado. Llega Miguel entonces a la máxima desnudez y a la mayor eficacia expresiva. Son poemas muchos de ellos compuestos en la cárcel, en condiciones lamentables. Abatido y vuelto de muchas cosas (al enterarse de que Stalin había firmado un pacto con Hitler se encoleriza), se repliega en lo más hondo de su intimidad: su esposa, su nuevo hijo, el recuerdo de su tierra natal, de sus antepasados, que parecen convocarle desde el más allá a perpetuar su sangre.
Porque Hernández es quizás de los poetas que con mayor vigor ha exaltado la sexualidad desde la poesía, y no por el placer erótico, sino por su fatalidad instintiva, su necesaria obligación y obediencia al mandato bíblico de “creced y multiplicaos”. Del sexo tiene un sentido primordial, genesíaco, como si fuera un regalo más de la naturaleza que él tanto amó, y de la que saltará, como una simiente, la viva chispa del hijo. El beso en la noche de los esposos tiene su perfecta encarnación en el hijo.
De ahí, de ese amor primario por la vida, nace el Cancionero y romancero. Bellísimas canciones que no recuerdan en absoluto ni a las de Lorca ni a las de Alberti, escollo que supo evitar admirablemente, y en las que Miguel Hernández ha sabido convertir su dolor y su desaliento en la mejor y más perdurable poesía.

martes, 27 de marzo de 2018

¿Sabías que Miguel Hernández murió con los ojos abiertos?, por Ramón Fernández Palmeral

 

 

                 (Dibujo de Eusebio Oca en el Reformatorio de Adultos)

 

Miguel Hernández murió con los ojos abiertos (76º aniversario de mu muerte)

28.03.2018 | 04:14 Hoy en el Diario Información de Alicante
 
Un amigo hernandiano me preguntaba hace unos días qué actos había previstos para el aniversario de los 76 años de la muerte de Miguel Hernández. Yo le respondí que ya pasó la vorágine cultural del 75º aniversario con el acreditado IV Congreso Internacional celebrado en Orihuela, Alicante y Elche, y miles de otras actividades. Ahora, un año después no parece mediáticamente ni oportuno hablar del 76º aniversario de la muerte del universal poeta, acaecida en el 28 de marzo de 1942, sábado anterior a un Domingo de Ramos en la enfermería del Reformatorio de Adultos de Alicante, donde hoy se encuentran los juzgados de Benalúa. Le respondí también que la única actividad interesante en Alicante es la próxima llegada de la Senda del Poeta al Cementerio Nuestra Señora del Remedio de Alicante, el domingo, 15 de abril, por la tarde, de unos cientos de senderistas que vienen caminando desde Orihuela, en un heroico camino que dura tres días.

Retomando el tema del título de este artículo, he de recordar que fue mi amigo hernandiano, Gaspar Peral Baeza -qepd-, quien en nuestro primer encuentro de marzo de 2002, me lo contó en el cementerio de Alicante, esperando a la Senda. Yo por aquel entonces no me dedicaba al estudio de la vida y obra del poeta oriolano y me sorprendió el hecho de morir con los ojos abiertos. Luego lo investigué en algunas biografías.

Miguel Hernández murió a las 05.30 horas y lo llevaron al sótano donde Eusebio de Oca, minusválido y maestro, le hizo el famoso dibujo de Miguel amortajado con los ojos abiertos. Sobre este dibujo hubo una polémica que aclaró Eusebio Pérez Oca.

A las 18.15 horas del día 28 recogió el cadáver dentro de una humilde caja de pino, el encargado de las Pompas Fúnebres por la puerta trasera del sótano. Sanidad no había dejado verlo a la familia en el sótano de la cárcel. Un coche de caballos llevó el féretro al depósito de cadáveres del cementerio Nuestra Señora del Remedio, detrás y andando, acompañado por cinco personas: Josefina Manresa, Elvira Hernández, Ricardo Fuente, Miguel Abad y Consuelo, una vecina de Elvira que vivía entonces en calle Pardo Jimeno, 15, de Alicante. La familia no pudo velarlo tampoco en el depósito del cementerio y lo hicieron esa noche en casa de Elvira.

Antes de enterrarlo, el día 29 de marzo, las 10 de la mañana, abrieron la caja para verlo por expreso deseo de la familia y amigos presentes (llegaron de Orihuela Gabriel Sijé y Vicente Hernández) y observaron que tenía los ojos abiertos y los dientes color azafrán y el cuerpo esquelético. No se los pudieron cerrar, porque según el médico oficial del Reformatorio, señor José María Pérez Miralles, decía en su informe: «No pudieron cerrarle los párpados por los medios mecánicos corrientes, ya que en vida dicho individuo recluso padecía un síndrome típico de hipertiroidismo con sus facies de terror (síndrome de Kaus) con su triada de fijeza, insistencia y resplandor en la mirada».

Hecha esta aclaración, pienso que en este 76º aniversario de la muerte del autor de El rayo que no cesa o Vientos del pueblo, el mejor homenaje que le podemos hacer al poeta del pueblo es releer su obra.



Impreso en Información


 

martes, 20 de marzo de 2018

Al actriz Rosario Pardo, por medio de un monólogo se pone en la piel de Josefina Manresa. Los días de la nieve.





 




Teatro del Barrio recupera a Miguel Hernández desde la memoria de su viuda con ‘Los días de la nieve’ de Alberto Conejero.

27 febrero, 2018
b

El próximo mes de Abril llegará al Teatro del Barrio, Los días de la nieve, el texto escrito por Alberto Conejero, inspirado en Josefina Manresa, viuda del poeta Miguel Hernández, protagonizado por Rosario Pardo, bajo la dirección de Chema del Barco.
Con motivo del 75 aniversario de la muerte de Miguel Hernández, la Diputación de Jaén puso en marcha este proyecto para rendir homenaje a la figura del poeta a través de su viuda, Josefina Manresa; gracias a ella hoy podemos conocer su figura más allá del poeta.
La producción estrenada en Quesada (Jaén) el 28 de marzo del pasado año, fecha en la que falleció el poeta, pone en escena un instante en el que la memoria de Josefina, a veces alegre, a veces dolorosa, recupera la figura de su marido, a través de poemas, conversaciones y reflexiones que reavivan el recuerdo del hombre del que ella se enamoró, con sus virtudes, pero también con sus defectos, y desde ahí ofrecérselo al espectador.
La lírica del teatro de Conejero se posa sobre la figura de Josefina Manresa, para adentrarnos en lo profundo de la memoria y escuchar, tras las cortinas del recuerdo, sobre el amor y el dolor de una hija, madre y esposa atrapada por los sentimientos, la abnegación y las contradicciones; situación involuntariamente enmarcada en unos hechos históricos que dejan entrever todo un país y que resultan determinantes para el destino de su relación.
Los días de la nieve es el retrato de la mujer en un momento concreto de nuestra historia; porque no sólo es un homenaje a Miguel Hernández, además pretende ser un ardiente y sentido reconocimiento a la figura de la mujer, de todas las Josefinas y su memoria.
Texto José Antonio Alba

 Ver artículo de Palmeral en Mundiario

 

Una primavera para descubrir Los días de la nieve

La obra sobre Josefina Manresa protagonizada por Rosario Pardo se estrena el 28 en Quesada
  • INTERPRETACIÓN. La actriz jiennense Rosario Pardo caracterizada como Josefina Manresa en el cartel de la obra.
    INTERPRETACIÓN. La actriz jiennense Rosario Pardo caracterizada como Josefina Manresa en el cartel de la obra.












Una máquina de coser, un maniquí, un baúl y dos sillas. Es toda la escenografía que requiere Los días de la nieve: el resto lo ponen el texto del dramaturgo vilcheño Alberto Conejero y la interpretación de la jiennense Rosario Pardo, bajo la dirección del villacarrillense Chema del Barco. El montaje basado en la vida de Josefina Manresa, una extraordinaria reunión de talento jiennense, se estrenará el próximo martes, 28 de marzo, en Quesada. Será el día que se cumplen 75 años de la muerte del poeta y en el lugar en el que nació su amor, su musa y la defensora de su legado. Este montaje, que impulsa la Diputación de Jaén, será, de esta forma, el eje central de la conmemoración de este aniversario. Los días de la nieve recorrerá, después, gran parte de la provincia y será representado en al menos veinte municipios a lo largo de toda la primavera.
El montaje fue presentado oficialmente por el diputado de Cultura y Deportes, Juan Ángel Pérez; el alcalde quesadeño, Manuel Vallejo, y Francisco Zaragoza, coordinador de este proyecto. “Rosario Pardo se mete en la piel de Josefina Manresa, reviviendo esos días de luces y de sombras que le tocó vivir con Miguel, recoge sus vivencias, sus idas y venidas de la cárcel, hasta su muerte”, explicó el diputado. Esta obra, tras su estreno, girará por la provincia, gracias a que forma parte del Circuito Provincial de Artes Escénicas, “Jaén Escena”, que impulsa la Diputación. Llegará a municipios de todos los tamaños y el montaje, como destacó Zaragoza, se ha estudiado mucho para que se adapte a todos los espacios escénicos. Juan Ángel Pérez resaltó la gran demanda que se está registrando para esta obra. De hecho, están previstas solo veinte funciones y, dependiendo de las solicitudes globales de Jaén Escena cuando se cierre el plazo el día 31, estudiarán si fuera posible sumar alguna fecha más. Pero hasta ese momento, aunque ya se están cuadrando posibles fechas por la agenda de la actriz, como aseguró Francisco Zaragoza, no hay nada cerrado.
Quesada será la primera parada de esta obra, que se estrenará el mismo día en el que falleció Miguel Hernández. “Es un acierto comenzar estos actos con su mujer. Sin Josefina Manresa no hubiera existido Miguel Hernández, ya que gracias a ella se pudo conservar su obra”, destacó Manuel Vallejo, que resaltó la faceta de Miguel Hernández como dramaturgo, un aspecto “ensombrecido” por su obra poética. Para la función del estreno, habrá un aforo de 250 butacas, que ya están a la venta. “Va a ser un éxito”, defendió el alcalde.
Las memorias de la quesadeña Josefina Manresa, unidas a su correspondencia con Miguel Hernández y la propia poesía del autor constituyen la base de esta obra. “Vamos a descubrir a una Josefina Manresa que vivió a la sombra de este hombre, una mujer muy sacrificada, que luchó contra el hambre”, destacó Zaragoza. “El texto está escrito desde una perspectiva de género”, resaltó. E insistió: “No es una obra sobre Miguel Hernández, la protagonista es Josefina”. “Miguel no era un hombre perfecto y ella lo sabía, tejió un manto de silencio. Esta relación compleja está sobre el escenario”, añadió. Adelantó, además, que es una obra muy “actual”: “Su sacrificio lo va a entender muy bien el público y, sobre todo, las mujeres”. En este sentido también se expresa el dramaturgo en el programa: “Durante la escritura descubrí la sencilla fuerza de una superviviente de las peores tristezas, que aprendió a amar en las palabras y por las palabras. De su mano, me he acercado también a mi madre, a mis abuelas, y a todas las mujeres que atravesaron, con una fuerza infinita, los años oscuros de nuestra historia reciente. Con dignidad, con luz, con esperanza aun en los días de la nieve”.
Francisco Zaragoza recordó la génesis del proyecto, hace exactamente un año. Fue en Peal, en la reinauguración de su teatro. Allí, junto a Rosario Pardo, inició este camino con el reto de ponerle delante un papel femenino dramático, más alejado de sus habituales registros cómicos. Poco después se cruzó Conejero y, al tiempo, Chema del Barco. También enumeró al resto de componentes del equipo: el diseño gráfico de Xtóbal, la fotografía de Javier Mantrana, la producción de Manuel Ramos y la labor como ayudante de dirección de Juan Vinuesa. Zaragoza quiso destacar la “generosidad” de todos los profesionales implicados.
“Este proyecto nace de uno de esos encuentros fortuitos y maravillosos”, explicó el dramaturgo a Diario JAÉN recientemente. “El material del que se nutre, fundamentalmente, son las memorias de Josefina Manresa, su epistolario y la poesía de Miguel”, destaca. “He descubierto una mujer apasionante y fundamental”. El texto, como reconoce, era imposible no abordarlo desde una perspectiva de género, hablar de la mujer en el franquismo. Se fija, especialmente, en su “resistencia callada”. Le tocó vivir, relata el dramaturgo, la muerte de su padre, la condena de Miguel y conservó su legado durante todo el franquismo: “Soportó en silencio ese estruendo con una fortaleza y una resistencia heroica”.