Sinopsis:

Página multimedia virtual sobre la vida, obra y acontecimientos del universal poeta Miguel Hernández -que murió por servir una idea- con motivo del I Centenario de su nacimiento (1910-2010). Administrada por Ramón Fernández Palmeral. ALICANTE (España). Esta página no es responsable de los comentarios de sus colaboradores. Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

miércoles, 13 de junio de 2012

125 aniversario del nacimiento de don Luis Almarcha


Don Luis Almarcha Hernández, sacerdote y obispo, es uno de los personajes más relevantes de Orihuela tanto desde el punto religioso y social, además de su relación llevada a extremos con Miguel Hernández. Nació en la partida de La Murada (Orihuela) el 14 de octubre de 1887, hace 125 años, apodado "el amo de Orihuela" por Ramón Pérez Álvarez. Lo que le reprochamos los hernadiólogos es que no hizo nada por salvar la vida de Miguel Hernández, enfermo de tuberculosis en el Reformatorio de Adultos de Alicante. Por la legislación penitenciaria vigente, muy bien pudo enviarlo, no ya a un sanatorio, sino a su casa para que muriera con dignidad y sedado de sufrimientos. En cambio, lo que quería Almarcha era "regenerarlo" y que renegara de sus ideas y de sus escritos, que pidiera perdón. Como Miguel no le hizo caso, esta fue su villana venganza, que le pesaría siempre. Y no creo, que don Luis, supiera lo de la carta a Juan Guerrero Ruiz "estoy muy arrepentido de haber servido a la causa y tontería católica".(Madrid, junio 1935)

Ordenado sacerdote el 17 de Julio de 1910. Impartió Derecho Canónico. Fundó la Federación de Sindicatos Agrícolas Católicos. Fundó en 1924 el semanario El Pueblo de Orihuela.
D. Luis, en 1942, ya era Vicario General, por la muerte del obispo don Fracisco Xavier Irastorza; Procurador en Cortes, designado directamente por el Caudillo; Consilairio Nacional de la C.N.S. , escribió al cura don Gaspar Blanquer, capellán del Cuerpo de Prisiones, para que don Vicente Dimas, cura de El Altet, le pudiera visitara y rescatar su alma. Por la cárcel también iba el siniestro jesuita P. Vendrell, de infausto recuerdo para los que estaban condenados a muerte, pues se mofaba de ellos.Este fue quien convenció al final doblegó la débil y enferma voluntad de Miguel para el matrimonio canónico, y los casó en Padre Salvador Pérez Lledó el 4 de marzo de 1942.

Fueron sus padres D. Manuel Almarcha Riquelme y Doña Saturnina Hernández Mateo, hacendados labradores. De su matrimonio, hubo otros hijos: Manuel, eminente historiador, que ingresó en la Compañía de Jesús; José, fallecido mientras cursaba los inicios de su carrera universitaria; Carmen, Adela, (todos ellos fallecidos) y María que es la única superviviente.

Luis estudió las primeras letras en su ciudad natal y luego ingresó en el Seminario de la Inmaculada Concepción y Príncipe San Miguel, en el mismo lugar, en 1898, en aquel hermoso edificio sede en otros tiempos de la cristiandad paleocristiana, y al devenir los tiempos, beaterío y sede de una comunidad sacerdotal que llevaba por título Padres Operarios del Santo Evangelio, cuyo fin principal era promover las misiones populares.

El plan de estudios en la época de D. Luis, estaban escalonados de esta forma: Cinco años de Humanidades y Retórica (había que dominar bien la lengua latina); tres de Filosofía y cuatro de Teología, a la que se agregaban las disciplinas de Derecho Canónico e Historia Eclesiástica. Las clases, en los dos últimos grupos eran impartidas en latín.

Durante la guerra civil tuvo que huir de Orihuela y pasar a Francia camuflado como cocinero en un barco mercante. A su regreso escribió Mi cautiverio en dominio rojo (19 de julio de 1937, 25 de julio d 1937), Archivo Histórico Diocesano de León, 1994, el depositario de sus vivencias fue el abogado José Martínez Arenas. Quizás por esta razón don Luis no podía dejar en libertad a Miguel, tal como había hecho con el preso y pintor Eduardo Vicente, que lo sacó de la cárcel para trabajar en la catedral de Orihuela, Eduardo de autor de un retrato de Miguel y otro a Gabriel Sijé.

Don Luis visitó a Miguel en el Reformatio de Adultos de Alicante en varias ocasiones, una de ellas compañado del profesor Antonio Fantucci, Alonso Ortuño y el director de la cárcel -parece ser que no fue Justino como se afirma, no hay carta de Justino a Ramón Pérez Álvarez a la cárcel, que era su contacto con el exterior. En esta última visita Miguel quiso hablar a solas con don Luis. Nepomuceno le entrevistó en 1972 en su domicilio de la Virgen del Camino (León) y le preguntó si Miguel se había confesado con él, y don Lusi respondió "Lo que hablamos Miguel y yo sólo Dios y yo lo sabemos". Esta respuesta indica que estamos hablando de una confesión.

Como muy acertadamente escribe "Sesca" (p. 256 en su biografía de Ramón Pérez Álavarez):
"Es posible que cuando don Luis le visite no pueda borrar del subconsciente el reciente pasado, y por mucho ardor cristiano que le eche no vea en Miguel sino un produto, un agente, iluso en el mejor de los casos manipulado al servicio de la civilización de la U.R.S.S. tratado de implantar el comunismo brutal y simplista de los rusos, cuyo misticismo y dogma ha predicado su vesinico Mieguel en Viento del Pueblo."

Uno de los errores de la II República fue la depuración de la religión y a los religiosos, por considerarlos un peligro a los fines de la República, que le llevaron a creer como cierta "La religión es el opio del puebo" cita hecha en 1844 por Karl Marx, creador de la doctrina marxista, publicación de Marx Contribución a la Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel (1843: Kritik des hegelschen Staatsrecchts) publicada en 1844 en el periódico Deutsch-Französischen Jahrbücher, que el propio Marx editaba junto con Arnold Ruge.

La miseria religiosa es a la vez la expresión de la miseria real y la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el sentimiento de un mundo sin corazón, así como el espíritu de una situación sin alma. Es el opio del pueblo.


Se necesita la abolición de la religión entendida como felicidad ilusoria del pueblo para que pueda darse su felicidad real. La exigencia de renunciar a las ilusiones sobre su condición es la exigencia de renunciar a una condición que necesita de ilusiones. La crítica a la religión es, por tanto, en germen, la crítica del valle de lágrimas, cuyo halo lo constituye la religión.3
A estas altura hay que reconocer que hizo mucho por el sistema de cooperativista. En 1943 se publicó libro La Cooperación como sistema económico-social; autor de Virtudes sociales, Principios sociales, La Iglesia en el orden social, pastorales, y alocuciones doctrinales y pastorales.

Obispo de León

El 10 de julio de 1944 Pío XII le nombró obispo de León, siendo consagrado el 29 de octubre del mismo año, cargo que desempeñó hasta el 4 de abril de 1970. Participó en todas las sesiones del Concilio Vaticano II, siendo notables sus intervenciones sobre Arte Sacro, doctrina social y formación de los sacerdotes. Realizó cinco visitas pastorales completas a la Diócesis, y bajo su mandato e iniciativa tuvieron lugar en León acontecimientos tan importantes como el VI Congreso Eucarístico Nacional, I y II Semana Nacional de Arte Sacro, Año Isidoriano, XI Centenario del Concilio de Coyanza y un Sínodo Diocesano. Creó en León el Centro de Estudios e Investigaciones “San Isidoro” y la Escuela Superior de Arte Sacro, realizando una colosal obra de conservación del patrimonio artístico. Uno de los mayores logros del obispo fue la creación de una cooperativa de Casas Baratas en el barrio de San José de las Ventas de León, poco tiempo después de fundar las Cajas de Pobres. No obstante todo ello, visitó la diócesis de Orihuela con asiduidad y siguió difundiendo la doctrina social católica y los principios del cooperativismo en numerosos actos públicos, respaldando el modelo sindical franquista.
Fue nombrado hijo adoptivo de Orihuela en 1944 y de León y provincia en 1964. El 4 de abril de 1970 presentó su dimisión por motivos de salud, dimisión que le fue concedida, siendo nombrado Obispo Titular Dimisionario de León.
Don Luis pidió la jubilación, se la concedieron, se retiró a La Murada, murió el 17 de diciembre de 1974.

Hay estudios sobre su biografía en el nº 17 de la colección del Instituo de Estudios Alicantinos. Actas del II Congreso Internacional hernandiano, "Don Luis y Miguel: una amistad peligrosa”.

Es autor de las siguientes obras, la mayoría publicadas por el Archivo Histórico Diocesano de León:


  Ideas sociales

  Semblanza biográfica de Don Luis López Santos: una página de ...

  Teoría y práctica de las Sociedades Cooperativas

  La Encíclica "Mater et Magistra" y las Cooperativas

  Mi Cautiverio en el Dominio Rojo, 19 Julio 1936 a 25 Julio 1937: ...

  La cooperación como sistema económico-social

  Escritos

  Instituciones diocesanas: (documentos, biografía).

  La empresa cooperativa

  Arte sacro: doctrina y normas

  Escritos: Escritos doctrinales y pastorales - Volumen 3

  El capitalismo y el comunismo, y la cooperación

  Vitalidad y actualidad perenne de la iglesia en el orden social

  Ideas sociales

  La equidad social

  Escritos doctrinales y pastorales

  La definición dogmática de la Asunción: homilía





Por Ramón Fernández Palmeral
Alicante, 14 de junio 2012