Sinopsis:

Página multimedia virtual sobre la vida, obra y acontecimientos del universal poeta Miguel Hernández -que murió por servir una idea- con motivo del I Centenario de su nacimiento (1910-2010). Administrada por Ramón Fernández Palmeral. ALICANTE (España). Esta página no es responsable de los comentarios de sus colaboradores. Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

jueves, 12 de julio de 2012

Miguel Hernández subió a la Cruz de la Muela (Orihuela)


Miguel Hernández estuvo en la Cruz de la Muela en una excursión en la primera quincena de abril de 1936, cuando vino a Orihuela a descarcar de sus Misiones Pedagógicas y al homenaje, inauguración de la Plaza Ramón Sijé (actual Marqués de Rafal), y Miguel leyó su alocución subido en una escalera (la fotografia es de Pepito Senén) el 14 de abril 1936, V aniversario de la II República:
«Quisiera que estas piedras y esta plaza llevaran para siempre el
nombre que les ha sido impuesto: Ramón Sijé. Bajo el sonido de este
nombre se me ha ido un compañero del alma, y Orihuela ha perdido
su más hondo escritor y su más despejado y varonil hombre…»

Subió a la sierra de la Muela junto a Ramón Pérez Álvarez y el farmacéutico Alfredo Serna. Escribe Pérez Álvarez: Uno de aquellos días, subimos a la Cruz de la Muela, el monte que domina Orihuela. Subimos por el paso del gato y bajamos por la Senda del barro, que desembocaba en la pared de cementerio. En este viaje se hicieron las famosas fotos en la que está sentado de perfil con el fondo de la huerta, la que está acostado en el cementerio junto a un cruz, que se supone es la de Ramón Sijé, y otro en la que está de pie. Muy bien hubiera venido para los historiadores una fotografía de los tres excursionistas juntos.


(Fotofrafía del dia que subio a la Cruz de la Muela)

Miguel, después de una penosas y duras Misiones Pedagógiscas por La Mancha y Andalucía (donde había cogido una infección de estómago) se tomó casi un mes de vacaciones. El 28 de marzo del 36 estaba en Orihuela, según carta a José María de Cossío. El 25 de abril está de nuevo en Madrid, según carta a Josefina Manresa.



Historia de la Cruz de la Muela:
Hay grabados del siglo XVII y XVIII, donde aparece la cruz de la Muela, las primeras eran de madera, se erigió por los capuchinos para que bendijera los términos de Orihuela y fuera conjuro contra las tormentas.
El mismo año que nació Miguel Hernández se construyó una cruz de hierro por el armero y herrero oriolano de la calle San Juan, Antonio Pérez Morell conocido por “El Paye” y sus hijos Antonio y José Pérez Miralles, con 10 metros de altura y 5 de brazos. Antonio Pérez, era abuelo paterno de Ramón Pérez Álvarez. Bisabuelo materno de Antonio Luis Galiano Pérez, actual cronista de la ciudad de Orihuela, o sea, que Pérez Álvarez y Galiano Pérez eran primos. Se inauguró el 2 de mayo de 1942.

En los primeros meses de empezar la guerra civil julio agosto de 1936 la Cruz de la Muela fue destruida por el herrero anarquista y anticlerical llamado Sicilia, fue segada de su pedestal y se apropió del hierro, con la anuencia y el silencio del entonces alcalde anarquista el sastre Fernando Oltra Pérez.
Finalizada la guerra y con una nueva Comisión Gestora en la alcaldía con Belga Garriga como alcalde, José Calvet López, Teniente de alcalde, se mande construir otra cruz por el herrero Vicente Marín Terrés esta vez de 16 metros de altura con la inscrpción “VER LA CRUZ DEL SEÑOR. ORIHUELA, 14 DE MAYO 1942 ¡HUID ENEMIGOS!
Se compuso el Himno a la Cruz de la Muela y los Gozos a la Cruz de la Muela con música de Honorato Vinalesa y letra del P. José Taberner.
Es decir la que nueva cruz se erigió un mes y medio después de la muerte de Miguel Hernández el 28 de marzo de 1942.

En la noche del 1 al 2 de enero de 1985 los hierros de la base de la cruz fueron serradas y derribada por unos vándalos anticlericales cuya autoría aún no ha sido descubierto, a pesar de que el entonces alcalde Vicente Escudero Esquer puso denuncias ante la Guardia Civil y la Policía Municipal. Un helicóptero “Chinok” del Ejercito del Áire que estaba haciendo maniobras en Guardamar del Segura y Santa Pola tomó la cruz del lugar donde estaba derribada y la bajó al Campo Municipal de Deportes de “Los Arcos”, para ser reparada, luego no se puedo montar la Cruz, y hubo un proyecto de hacer otra cruz de 35 metros de altura, proyecto que no llegó a su fin.
Se decidió cortar la cruz en cuatro parte, con las brigadas municipales y dos mulas se transportaron sacos de cemento, un compresor y una máquina de soldar. Por fin el 27 de julio de 1985 se inauguró la cruz con un a castillo de fuegos artificiales. Es la cruz que podemos ver hoy en día bendiciendo el término de Orihuela, una Cruz soldada pero que sigue ahí por la voluntad de los oriolanos, encaje de hierro “camino gozoso hacia el cielo”.

(Información tomada del libro de Antonio Luis Galiano Pérez, “La Cruz de la Muela”, Librería Codex, Orihuela 2007)