Sinopsis:

Página multimedia virtual sobre la vida, obra y acontecimientos del universal poeta Miguel Hernández -que murió por servir una idea- con motivo del I Centenario de su nacimiento (1910-2010). Administrada por Ramón Fernández Palmeral. ALICANTE (España). Esta página no es responsable de los comentarios de sus colaboradores. Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

sábado, 27 de marzo de 2010

Conmemoración del 68 aniversario por la muerte de un poeta


(Lucía Izquierdo, Agustín Conchilla y María José, nieta del poeta)

Por Agustín Conchilla

Conmemoración del 68 aniversario por la muerte de un poeta enraizado en andaduras jienenses

Ayer se limpió la imagen cultural y política del poeta y mañana se le rinde homenaje y se le recita a los pies de la tumba.


La Sala Rafael Altamira de la Sede Universitaria de Alicante, sita en la calle Ramón y Cajal 4, acogió ayer 26 de marzo 2010 un emocionante acto de reposición moral, que organizara la Asociación Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica. Al emotivo acto político y cultural acudieron relevantes autoridades y poetas, entre quienes se encontraba un compañero de presido de Miguel Hernández: el poeta Marcos Ana. A cuya figura se le han otorgado ya decenas de homenajes en calidad de reposición moral. Marcos Ana entró en la cárcel franquista a los 19 años y salió con más de 40: 23 años en las prisiones franquistas.

Al acto de limpieza moral para Miguel Hernández acudieron representantes de la Recuperación para la Memoria Histórica, así como distintos miembros de la cultura y la política en general. Junto a una exquisita selección que representaba al Gobierno de Zapatero: la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde y el ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Ambos arropaban a la Vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien hizo entrega a Lucía Izquierdo y a su hija María José Hernández, nuera y nieta del poeta Oriolano, de un documento oficial. Un documento que, aunque a título póstumo: 68 años después de su muerte, reconoce a Miguel Hernández, de la generación del 27, como un poeta inocente y represaliado por el franquismo: tal y como solicitara la familia del poeta a través de la Asociación Cívica de Alicante. Para con ello reparar la moral y la injusticia que le llevara a las cárceles, a la enfermedad y a la muerte. Así como para reponer el honor y la dignidad, no sólo del “poeta del pueblo, sino de toda su familia: perseguida o señalada durante las cuatro décadas de la era franquista”.

Miguel Hernández, natural de Orihuela, Alicante, contrajo matrimonio civil el 9 de marzo de 1937 con Josefina Manresa, hija de un Guardia Civil acuartelado en Elda y abatido por las milicias republicanas, en los inicios de la contienda bélica del 36 [13 de agosto]. Miguel Hernández recorrería distintos frentes de lucha en defensa de la libertad democrática, hasta que por sus dotes poéticas e inmejorables armas de guerra: la poesía, fuera designado jefe del departamento de cultura: comisario cultural. En el transcurso de sus peripecias por las emisoras de radio y en los frentes de tierras olivareras jienenses le aflorarían distintos poemas sociales y revolucionarios, entre otros, el de Aceituneros: decidme, decidme en el alama de quién, de quién son los olivos…. Toda su carrera personal y poética, sin embargo, se vería truncada cuando el 4 de mayo de 1939 se viera solo, abandonado, en necesidad de huída, perseguido y capturado en tierras portuguesas, y repatriado por el gobierno de Salazar a España ingresara en la cárcel. A ella le anclaría, aún más, el Consejo de Guerra Permanente número cinco de Madrid, el 18 de enero de 1940. Aquel consejo le condenaría en Sumario nº 21.001 por Rebelión contra el Gobierno Franquista y derivaría en pena de muerte. Pena que el mismo Consejo conmutaría el 25 de junio de 1940 por reclusión a 30 años de cárcel.

La Tuberculosis que cultivara en la insalubridad carcelaria, no obstante, haría profunda mella en el organismo del poeta oriolano que, a consecuencia falleció el 28 de marzo de 1942 en la prisión alicantina: Reformatorio de Adultos, a la edad de 31 años. Mañana 28 de marzo 2010, como viene siendo habitual año tras año, se conmemora el 68 aniversario de la muerte del poeta. La denominada Senda del Poeta acogerá a multitud de seguidores que recorrerán lo setenta kilómetros que distan desde Orihuela a la ciudad de Alicante, a pie y en tres etapas. Los caminantes partirán desde Orihuela, pasarán por Elche y culminarán en un acto multitudinario que organiza la Asociación amigos de Miguel Hernández, en colaboración con el Instituto Valenciano de la Juventud. Y culmina con un recital poético a los pies de la tumba del poeta, en el cementerio Alicantino de Nuestra Señora Virgen del Remedio.

“Aunque bajo la tierra mi amante cuerpo esté, escríbeme a la tierra que yo te escribiré”

Agustín Conchilla