Sinopsis:

Página multimedia virtual sobre la vida, obra y acontecimientos del universal poeta Miguel Hernández -que murió por servir una idea- con motivo del I Centenario de su nacimiento (1910-2010). Administrada por Ramón Fernández Palmeral. ALICANTE (España). Esta página no es responsable de los comentarios de sus colaboradores. Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

domingo, 30 de mayo de 2021

Feria del libro de Alicante 10% descuento. "Miguel Hernández, el poeta del pueblo (Biografia en 40 artículos)"

 

 

Miguel Hernández. El poeta del pueblo (biografía en 40 artículos)

Pedidos rápidos en Amazon por 20.80 €

Disponible en todas las librerías y plataformas como: Amazon, Casa del libro, El Corte Inglés, Agapea o Edisofer, entre otros.

En 109.º aniversario del nacimiento del universal poeta Miguel Hernández, el escritor Ramón Fernández Palmeral presenta, a lo lago de 40 artículos monográficos, un estudio biográfico de la vida y obra del poeta oriolano. El presente libro incluye las últimas investigaciones publicadas sobre Hernández, siguiendo un planteamiento cronológico, y pretende exponer los aspectos biográficos de modo objetivo, eludiendo los mitos y tópicos creados en torno al llamado «poeta del pueblo».

Gracias al formato de artículos monográficos es posible profundizar con más detalle y rigor en los temas que más interesan: su infancia y adolescencia, amistades madrileñas, época de miliciano, amores,

ISBN 9788417577872 Autor: Materia:

Estudios literarios: poesía y poetas

Formato:

17×24

Páginas:

406

Idioma:

Español

Edición:

1

Pedidos rápidos en Amazon

sábado, 29 de mayo de 2021

Video realizado por Ramón Palmeral en 2013: "Antología de retratos de Miguel Hernández", Yoy tube

 

Julio Calvet Botella firmando libros le Feria del Libro de Alicante 2021

        Julio Calvet en le Feria del Libro de Alicante. Es autor de "Ramón Sijé. Semblanza" entre otros.
              Julio Calvet con Mercedes Blanes (periodista de Información) y su hijo
            Julio Calver y Ramón Palmeral
                 Julio Calvet
                                       Julio Calvet y su mujer
 

viernes, 28 de mayo de 2021

Rafael Morales. El poeta de Talavera de la Reina. Citó a Miguel Hernández en 1943

 


 

 Rafael Morales (1929-2005), poeta de Talavera de la Reina, es auto de el poemario Poemas del toro, publicado en colección Adonais en 1943. Este libro está dedicado a Vicente Aleixandre, y tiene un prólogo de José  María  de Cossio. En la página 41 se publica el soneto "Toro sin mayoral", y tiene la siguiente dedicatoria: Al vaquero muerto Martin de la Torre, y debajo el verso "Un toro solo en la ribera llora". M. Hernandez. Este verso pertenece a (v. 13, soneto 26)  El rayo que no cesa, de 1936. Es extraño que pasara la censura franquista, ya que Miguel Hernadez, había muerto el 28 de marzo de 1942, y su obra estaba censurada.

martes, 25 de mayo de 2021

"El estilo de Pablo Neruda", por Carmen Guillén. Amigo y protector de Mguel Hernández

 

El estilo de Pablo Neruda

estilo pablo neruda

Pablo Neruda, en realidad, no se llamaba así. Su verdadero nombre era Neftalí Reyes Basoalto. Nació en Chile, concretamente en la ciudad de Parral allá por el año 1904, y murió en 1973, el 23 de septiembre. Si pienso en Neruda me vienen decenas de versos que sólo él podía escribir de esa forma… Y es que a Neruda no sólo se le premiaba y alababa por lo que escribió, sino por cómo lo hizo.

Culpa de su estilo tan personal la tuvo su abrumadora personalidad, de creencias comunistas, resuelto y tozudo hasta las últimas consecuencias, defendía con firmeza todo aquello en lo que creía y en lo que le parecía justo a su entender, según han escrito de él tanto amigos como su propia viuda, Matilde Urrutia. Para aquellos que lo conocieron y compartieron con él tiempos de miseria y opresión, Pablo Neruda gozó del carisma excepcional de aquellos elegidos a los que se considera ejemplares. Neruda era en realidad un ser totalmente distinto a aquel que se mostraba ante las cámaras, tímido, invisible y agazapado…

Resumen de su vida y estilo de su obra literaria

Pablo Neruda y Matilde Urrutia

Neruda tuvo dos madres. La suya biológica que murió poco después de darle a luz por tuberculosis y Trinidad Cambia Marverde, la segunda mujer de su padre José del Carmen Reyes Morales. Según el propio Neruda, su “segunda madre era una mujer dulce, diligente, tenía sentido del humor campesino y una bondad activa e infatigable”.

En 1910 ingresó en el Liceo, donde ya hizo sus pinitos como escritor en el periódico Local llamado “La Mañana”. Su primer artículo publicado fue “Entusiasmo y perseverancia”. Conoció a la gran Gabriela Mistral, poetisa célebre, quien le regaló algunos libros de Tolstoi, Dostoievski y Chéjov, muy importantes en su primera formación literaria. Y aunque su padre estaba totalmente en contra de que Neruda siguiera esta vocación literaria, de poco le serviría sus eternas disputas con su hijo. De esta manera fue como el real Neftalí Reyes Basoalto empezó a usar el seudónimo de Pablo Neruda, con la única y firme intención de despistar a su padre para que este no se percatase de que seguía escribiendo.

Encontró el apellido de “Neruda” al azar en una revista, y curiosamente, Neruda era otro escritor de origen checo que escribía entre otras cosas hermosas baladas.

Escribía hasta 5 poemas diarios, muchos de los cuáles fueron a parar a su libro auto-editado titulado “Crepusculario”. Y nos quejamos hoy cuando tenemos que buscarnos la vida para que nos publiquen una novela… ¿Sabéis cómo pudo auto-editarse ese libro? Consiguió el dinero necesario vendiendo muebles, empeñando el reloj que le había regalado su padre y recibiendo un poco de ayuda en el último momento por parte de un generoso crítico.

A pesar de esto, “Crepusculario” dejó insatisfecho a Neruda, y se esforzó con más ahínco si cabe, a la escritura de otro nuevo libro. Este sería mucho más personal, más trabajado y mucho mejor literariamente hablando. Fue “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, del cuál era el verso que recordaba al empezar a escribir este artículo:

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: “La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”.
El viento de la noche gira en el cielo y canta…

A partir de la publicación de este segundo libro, su literatura se vuelve mucho más politizada. Además su vida se vuelve algo más dura por circunstancias económicas, ya que su padre le retiró toda ayuda material cuando Neruda decidió dejar los estudios que había comenzado para profesor de francés en el Instituto Pedagógico.

Buscando ayuda, en 1927 únicamente obtiene un oscuro y remoto destino consular en Rangún, Birmania. Allí conoció a Josie Bliss, quien se convertiría en su primera pareja. Pareja que duró poco por los endemoniados celos de ella. La abandonó tan pronto como supo que tenía un nuevo destino en Ceilán. Armó en secreto su viaje y ni se despidió de ella, dejando en su casa, tanto ropas como libros.

Fue unos años después, en 1930, cuando Pablo Neruda contrae matrimonio con María Antonieta Agenaar, que se convertiría en la madre también de su hija, Malva Marina.

Pablo Neruda

En Buenos Aires conoció a Federico García Lorca, quien le insistió para que viajara a España. Aquí conoció a Miguel Hernández, Luis Cernuda y a Vicente Aleixandre, entro otros. Pero su tiempo por tierras españolas duró poco, porque al estallar la Guerra Civil en 1936, tuvo que viajar hacia París. Allí, entristecido por la barbarie que estaba sucediendo en España, y por la muerte de su amigo García Lorca, escribió el libro de poemas titulado “España en el corazón”. También bajo esta causa decidió editar la revista “Los poetas del mundo defienden al Pueblo Español”.

En 1946 ya estaba por su patria, Chile, donde se afilió al Partido Comunista, y donde fue elegido senador de la República por las provincias de Tarapacá y Antofagasta. En 1946 también recibió el Premio Nacional de Literatura. Pero no duró mucho su dicha en el país chileno, ya que tras hacer pública una protesta en la que arremetía contra la persecución a los sindicatos por parte del presidente González Videla, se le condenó a su detención. Gracias a amigos, Neruda evitó la cárcel y consiguió salir del país.

Mientras estuvo oculto, publicó otra de sus genialidades: “Canto general”. Libro que se editó en México y se distribuiría de manera clandestina por Chile. Estos años de destierro fueron terriblemente tristes para el autor, quien siguió recibiendo premios como el Premio Internacional de la Paz, en 1950, junto a otros artistas como Pablo Picasso y Nazim Hikmet. A pesar de la tristeza, tuvo la sólida y confortable compañía de Matilde Urrutia, mujer que se convertiría en su compañera hasta el día de su muerte. Con ella tuvo que vivir clandestinamente hasta que pudo separarse oficialmente de su anterior mujer.

En 1958 se publicaría otro libro que el propio Neruda definió como “su libro más íntimo”: “Estravagario”. Posteriormente escribiría otras obras como “Fulgor y muerte de Joaquín Murieta”.

En 1971 se le concede el Premio Nobel de Literatura, y dos años después, en 1973, fallecería un 11 de septiembre. Días después de fallecer saquearon brutalmente sus viviendas de Valparaíso y Santiago, lo cuál supuso una gran indignación y estupor por aquellas personas que adoraban al escritor.

Estilo literario

pablo neruda

El estilo de Pablo Neruda era inconfundible. Escribía centrándose en todos los sentidos: oír, oler, mirar, etc. Con ello buscaba la descripción de una escena o sentimiento lo más natural posible para transmitir al lector esa verdad y hacerle entrar en su poema o en su escrito. Neruda era preciso a la hora de buscar las palabras adecuadas que emocionaran al lector, sobre todo en las cosas inanimadas, aquellas más difíciles de describir.

Utilizaba mucho las metáforas y símiles para crear descripciones detalladas y emocionales sobre las personas, las cosas, la naturaleza y los sentimientos. Hay mucha influencia del surrealismo en sus descripciones, ya que utilizaba expresiones más raras y difíciles para describir cosas realmente sencillas, como podría ser el amor perdido, la magia de la noche, etc. También se ve la personificación de cosas inanimadas en su poesía cuando habla con un narratorio como Bolívar en “Un Canto para Bolívar”, la muerte en “Alturas de Macchu Picchu”, o el mar en “Oda al mar”. Esta personificación aumenta los efectos y la universalidad de su poesía porque Neruda daba vida, emoción y aliento a todas las cosas del mundo.

Todo un estilo único del que puedes disfrutar en incontables obras.

Publicado en "La actualidad literaria"

jueves, 20 de mayo de 2021

Décima de Miguel Hernández a su amigo oriolano Álvaro Botella, tío de Julio Calvet Botella. No aparece en Obras Completas

 


Amigo Álvaro Botella

me ha puesto en un trance amargo

pero saldré sin embargo

gracias a mi buena estrella.

Un verso se me atropella

tras otro mi pluma y contigo

te dejo como recuerdo

esta décima de un cuerdo

que está casi loco, amigo.

 Nota.-

(Según me contó Julio Calvet Botella, sobrino de don Álvaro,  Miguel escribío la décima en febrero de 1936  en un papel de estraza, a petición de don Álvaro, cuyo origina se ha perdido). 

Don Álvaro Botella Martínez nacido  en Orihuela el 24 de diciembre de 1914. Realizó bachiller en el colegio de Santo Domingo, que regentaban los padres jesuitas. Posteriormente cursó Derecho en la Universidad de Madrid, licenciándose como abogado, abriendo  en su ciudad natal donde ejercido la profesión hasta su fallecimiento. Fue Letrado-asesor  de Juzgado Privativo de Aguas oriolano, así como comunidad de regantes denominada "Grupo 2000, de Jacarilla". La Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de la Semana Santa, lo designó glosador del Pregón del año 1957, siendo nombrado Ayuntamiento oriolano Caballero Cubierto Porta-estandarte en la Procesión del Santo Entierro de Cristo, en la Semana Santa el años 1962. Fue Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Orihuela y estaba en posesión de la Medalla de Plata de Juzgado Privativo de Aguas de dicha ciudad. Falleció en Orihuela del 18 de febrero de 1988. (Datos tomados de Aníbal Bueno Esquer. “Personajes de la Historia de Orihuela. Diccionario Biográfico. Orihuela 2005, pág  95). A su vez tomado el artículo de Julio Calvet Botella “Me has puesto en un trance amargo”  paginas 97-102 de Cuadernos de historia y patrimonio cultural del bajo Segura, nº 6, Orihuela 2017.

lunes, 17 de mayo de 2021

Comunicación. "Juan Gelman: un poeta comunciante" Congreso Mario Benedetti. Tuvo relación de amitad Raúl Gonzalez Tuñón, quien conoció a Miguel Hernández en Valencia 1937

 

 

Juan Gelman: un poeta comunicante

Homenaje a Mario Benedetti en el primer centenario de su nacimiento

20 mayo 2021,

Según el apartado del libro de Mario Benedetti, Los poetas comunicantes (Montevideo: Biblioteca de Marcha, 1971, y la 2a edición de México de 1981), «Juan Gelman y su ardua empresa de matar la melancolía» asegura que, la poesía es un «oficio ardiente» como también lo entendiera el poeta de las tres heridas, Miguel Hernández. De esta afinidad del concepto lírico nos surgió la idea de relacionar al poeta bonaerense con el oriolano, como se demuestra en la presente comunicación...

Leer completo en la revista Wall Street International Magazine

Leer completa la comunicación en versión PDF

 Nota a mi contactos:

 

Amigos y amigas, os remito mi comunicación "Juan Gelman: un poeta comunicante" que se presentó y se aceptó para el Congreso de Mario Benedetti en la Universidad Alicante, pero por culpa de la pandemia dicho Congreso se suspendio en octubre de 2020, y no se pudo dar la comunicación, y además no se publicará en libro,  por tal motivo la he publicado en la prestigiosa revista Wall Street International Magazine, ver y lee en la siguiente dirección:https://wsimag.com/es/cultura/65863-juan-gelman-un-poeta-comunicante

Un abrazo
Ramón Fernández Palmeral

La Concejalía de Cultura de Orihuela presenta la «Primavera Hernandiana 2021»

 

          Mar Ezcurra y el director de la Fundación Cultural Miguel Hernández, Aitor Larrabide

Orihuela Actualidad Cultura y Sociedad

La Concejalía de Cultura de Orihuela presenta la «Primavera Hernandiana 2021»

vegabajadigital 23 marzo, 2021

  • Presentación de la «Primavera Hernandiana» en conmemoración al aniversario del poeta oriolano Miguel Hernández

La concejala de Cultura, Mar Ezcurra y el director de la Fundación Cultural Miguel Hernández, Aitor Larrabide, han presentado esta mañana en la Casa Museo Miguel Hernández, los actos para la “Primavera Hernandiana” de este año.

Unos actos celebrados en conmemoración al aniversario de la muerte del poeta oriolano que estarán presentes hasta el mes de junio y que contarán con actividades como: exposiciones, conciertos, recitales de poesía y presentación de libros.

Evidentemente, todas estas actividades cumplirán todas las medidas higiénico-sanitarias y de seguridad para el disfrute de todos, como bien ha destacado el director de la Fundación Cultural Miguel Hernández, Aitor Larrabide.

La Concejalía de Cultura también repartirá banderolas entre los vecinos para que puedan decorar los balcones de la ciudad 

Entre las actividades programadas, los organizadores han destacado la del próximo domingo 28 de marzo, la exposición vinílica “De la Edad Media a la Edad de Plata, un paseo por la poesía española” será expuesta en los andenes de Orihuela y también en Orihuela Costa.

En cuanto a exposiciones, según ha anunciado Ezcurra, ya se puede visitar en la Sala de Exposiciones Miguel Hernández la muestra “María Zambrano. La aurora del pensamiento”, un recorrido por la vida y obra de la filósofa malagueña que compartió largos paseos y charlas en Madrid con el oriolano Miguel Hernández.

Este mismo jueves 25 de marzo, el Cine y la Poesía, se unirán en el Teatro Circo Atanasio Die con la presentación del poemario de Francisco Javier Insa y la proyección del cortometraje inspirado en dicho poemario y dirigido por Cayetano Gómez.

La Biblioteca Municipal María Moliner acogerá la VI edición de los Encuentros con la Poesía, coordinados por el poeta oriolano José Luis Zerón, que comenzarán este mismo miércoles hasta el 12 de mayo a partir de las 19:15 horas. Una actividad en la que participarán escritores como Julio Calvet, José Luis Ferris, Juana Marín, Rosa Cuadrado, Begoña Abellán, Pilar Blanco o Pedro Serrano

sábado, 15 de mayo de 2021

Libro: "Ramón Sijé, del periodismo al ensayo", por José Antonio Sáez Fernández

 


 Ramón Sijé, del periodismo al ensayo, constituye, en esencia, la memoria de licenciatura que su autor, José Antonio Sáez Fernán­dez, presentó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universi­dad de Granada en el mes de abril de 1984, con el titulo de Ramón Sijé: Textos dispersos y olvidados <1926-1936), dirigida por el profe­sor Miguel d'Ors Lois y que obtuvo la máxima calificación académica. Por distintas circuns­tancias, este trabajo permaneció inédito hasta que en el año 2020 el autor recibió una invitación por parte del director de la Fundación Cultural Miguel Hernández de Orihuela, Aitor L. Larrabide, para su publicación. De común acuerdo, el original revisado se enriqueció con los textos de Ramón Sijé incluidos en la revista El Gallo Crisis, así como con otros poco divulgados de Josefina Fenoll y el mismo Ramón Sijé, cuya reivindi­cación como un privilegiado escri­tor de gran personalidad y talento en constante evolución queda puesta de relieve en este trabajo.

 Publicado: Fundación Cultural Miguel Hernández 2021

Autor: José Antonio Sáez Fernández

Presentación de Aitor L. Larrabide

Prólogo de Francisco Javier Díez de Revenga

ISBN. 978-8494164-7-5

Páginas 472 

 

 


 

José Antonio Sáez Fernández es referente indiscutible en los estudios sobre Ramón Sijé, desde que en abril de 1984 leyera en la Universidad de Granada su Memoria de Licencitura sobre Sijé. Nació en Albox (Almería) en 1957. Se licenció en Filología Hispánica por la Universidad de Granada con una Memoria de Licenciatura titulada Ramón Sijé: Textos dispersos y olvidados (1926-1936), presentada en la misma Universidad en 1984. Ha sido profesor de Lengua y Literatura Castellanas en enseñanza media hasta su jubilación en el año 2017. Es autor de los libros de poesía Vulnerado arcángel (1983), La visión de arena (1987 y 1988), Arbol de iluminados (1991), Las aves que se fueron (1995 ), Libro del desvalimiento (1997 ), La edad de la ceniza (2003), Lugar de toda ausencia (2005), Las capitulaciones (2007), Limaría y otros poemas de una nueva Arcadia (2008), Gozos de Nuestra Señora del Saliente (2010); así como de los volúmenes de poesía en prosa En la otra ladera (2018) y Los ojos deseados (2019). En narrativa ha publicado Virginia Woolf no pudo amarme (1983), recogido recientemente en el volumen Las puertas del cielo y otros relatos (2020). Como investigador literario ha publicado ediciones y ensayos sobre Miguel Hernández y Ramón Sijé, las revistas Batarro (Almería) y Nueva Poesía (Sevilla), el poeta jerezano Juan Ruiz Peña, etc. Como crítico literario es también autor de numerosas reseñas en prensa y revistas especializadas.

jueves, 13 de mayo de 2021

Ramón Sijé (Pepito Marín) retrato al óleo de Palmeral 2005, a los 70 años de us muerte

 

 

                                 Ramón Sijé, retrato a óleo pro Palmeral 2005
                                           Palmeral con el retrato de Ramon Sijé. mqyo de 2021

            Leer la "Elegía Ramón Sijé" de Migue Hernández, en El Rayo que no cesa. 1936

 

Para saber más sobre Ramón Sijé os recomiendo dos libros míos fáciles de adquirir en Amazon:

"Simbología secreta de la decadencia de la flauta y el reinado de los fantasmas de Ramón Sijé", estudio y edición de Ramón Fernández Palmeral. Prólogo de José Antonio Sáez Fernández.


https://www.amazon.es/Simbologia-decadencia-flauta-Fernandez-Palmeral/dp/1365647307

 Ramón Sijé, el estigmaticado, es una reseña biografica (1913-1935).

Autor Ramón Fernández Palmeral

De venta en Amazon:

https://www.amazon.es/Ram%C3%B3n-Estigmatizado-Ramon-Fernandez-Palmeral/dp/1329949544

 

Otro libro es  Ramón Sijé (semblanza) de Julio Calvet Botella

 

Elegía a Ramón Sije – El poema completo

En Orihuela, su pueblo y el mío, se me 
ha muerto como del rayo Ramón Sijé, con 
quien tanto quería.

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera;
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y en tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata le requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

         Momento de la entrega del retrato de Ramón Sijé a Julio Calvet Botella por Ramón Palmeral


                       El actual propietario del retrato de Ramón Sijé en Julio Calvet Botella.

                      Nota.- Julio Calvet queda autorizado por el autor a publicar o exponer el retrato de Ramón Sijé en todos lo medios de comunicacion impresa o digital,  libros o audiovisual o donde crea conveninte. Firmado Ramón Palmeral en Alicante, 13 de mayo de 2021.

miércoles, 5 de mayo de 2021

MIGUEL HERNÁNDEZ: CÁRCELES Y MUERTE DE UN POETA

 

 

 

 

                (Ramón Fernández Palmeral con el cuadro de Miguel Hernández del que es autor)

 

Leer también en PDF :

https://drive.google.com/file/d/1tPPGdKjIVQryGNBg-Y1efUTqw9wbrSxB/view?usp=sharing

 Leer también gratis en Calameo:

 https://www.calameo.com/read/0049883289b27f2bf454a

 

 

MIGUEL HERNÁNDEZ: CÁRCELES Y MUERTE DE UN POETA

 

Ramón Fernández Palmeral

 
  

   1.-Final de la Guerra Civil española

 

   El 5  de marzo de 1939 el coronel Segismundo Casado, Jefe del Ejército Popular del Centro, y recién nombrado general por Negrín (empleo que no aceptó), se subleva contra el Presidente del Ejecutivo Dr. Juan Negrín, socialista, que había sido apoyado por miembros del Partido Comunista (una rebelión dentro de los republicanos). Episodio conocido como el Golpe de Casado, este coronel deseaba el fin de la guerra, en cambio Negrín quería resistir, bajo el lema “resistir es ganar”, y a la espera de cambios en la política de Francia e Inglaterra, ante la posibilidad del auge  de los nazis y fascistas.  Quizás desconocía que el 27 de febrero Francia e Inglaterra habían reconocido al Gobierno nacionalista de Generalísimo Francisco Franco Bahamonde, por entonces situado en Burgo.  Manuel Azaña dimite de la Presidencia de la República.

Las primeras semanas de marzo el poeta, escritor y periodista Miguel Hernández  se encontraba en Madrid, había venido desde Valencia para ser padrino de la boda de su amigo el poeta Antonio Aparicio con Emilia Ardanuy Rodríguez. Ante la caza de comunista por los “casadistas”, abandona la Sede la Alianza y se refugiado en el taller del escultor  Víctor González Gil, sito  calle Garcilaso, 10 de Madrid.  Recibe consejos de Vicente Aleixandre y José María Cossío para que abandone España, cuanto antes. Por mediación de Antonio Aparicio y Juvencio Valle visita al encargado de Negocios Carlos Morla Lynch de la Embajada de Chile en Madrid. Mola no le ofrece garantías, ya que Miguel se había señalado contra el dictador y para asilase necesitaba cumplir un serie de requisitos.

Cuando Miguel iba a Madrid se alojaba  en la sede de la Alianza de Intelectuales Antifascistas, marqués del Duero nº 7, edifico palacio incautado a los marqueses de Heredia-Spinola, por abandono de los propietarios. Según la versión de María Teresa León Goyri en Memoria de la melancolía (1970), les dijo Miguel al matrimonio: Alberti-León «me vuelvo al frente»,  cuando ya no había frente, la guerra  había terminado con la toma de Barcelona finales de enero del 39. En cambio Cossío, Morla y Aleixandre escriben que Miguel dijo «Me voy a Cox con mi mujer y mi hijo», y por ello no tomó asilo en la Embajada de Chile.

 Rafael Alberti, antes de marchar a Elda (Alicante) el 7 de marzo para salir junto su mujer y otras comunista, había envía una lista o terna a Carlos Morla donde no aparecía Miguel, sin embargo, si estaban Joaquín Miñana (secretario de Alberti), Fernando Echevarría y Pablo de la Fuente. Miguel fue abandonado a su suerte en Madrid por sus camaradas comunistas, buscando ayuda sin encontrarla.

 

 

2.-Huida de Madrid a Cox

 

Salió Hernández de Madrid el 9 de marzo acompañado de José María  Cossío, a la salida de Madrid cerca ya de la carreta de Valencia fueron abordados por un grupo de  milicianos “casadistas” que le condujeron al Hotel Lineal para ser identificados, y salvó de esta situación a su jefe de Espasa-Calpe de ser detenido gracias a un salvoconducto que Miguel llevaba de Comisario General de Guerra. El día 9 de marzo sale de Madrid, y llegó a Cox el 14, a veces en carro y otras a pie, para evitar los controles y no podía ir en los ferrocarriles, ya que no tenía salvoconducto. El 24 de marzo del 39 Miguel está en Alcoy, según salvoconducto expedido por CRIM, nº 10 de Alcoy, gracias a la mediación de su cuñado Ismael Terrés Abadía, casado con su hermana Encarnación, para que pudiera trasladarse a Orihuela.  En Orihuela acude a su amigo Ramón Pérez Álvarez de la CNT. Los dos amigos fueron a Alicante a gestionar pasaportes, se entrevistan con José Juan Pérez, músico y vocal del Ateneo de Alicante, y con Juan Guerrero Ruiz, secretario del Ayuntamiento de Alicante. No consiguen nada más que promesas. Volvieron a ir otra vez a Alicante; fue el 28 de marzo del 39. Max Aub, dice que lo vio sentado en una acera el día 30 en el Campo de los Almendros (novela de pura ficción). Decide viaja en tren a Andalucía el 22 de abril con un salvoconducto (Sevilla, Jerez, Huelva) del Gobernador Militar de Orihuela (seguramente conseguido por su hermano Vicente), llega a Sevilla donde será detenido en la frontera de Portugal y entregado al puesto fronterizo de Rosal de la Frontera (Huelva), por no llevar pasaporte el  de mayo.

 

 

 3.- Detenciones, cárceles y calabozos

 

    Se han contado que Miguel Hernández,  durante toda su vida, pasó por 18 cárceles y calabozos en terribles condiciones salubres, de torturas y enfermedades.

Previamente a la detención en Portugal, a la que me voy a referir más detalladamente. La primera vez que fue detenido ocurrió en Alcázar de San Juan a Mediado de mayo de 1932, por viajar con billete gratuito a nombre de su amigo Alfredo Serna. La segunda detenido en los calabozos del cuartel de la Benemérita en Madrid-Moncloa a mediados de septiembre de 19135, por no llevar al cédula de identidad. La tercera en San Fernando del Jarama  (hoy de Henares) el de enero de 1936, cuando paseaba con su amiga Maruja Mallo, por ir indocumentado.

 

Detenido en Moura Portugal.

 

  Tras no encontrar refugio en Andalucía al amparo de Joaquín Romero Murube, pensó dirigirse a Lisboa, cruzó la frontera a Portugal sin documentación, por la raya seca, en concreto, por el paso fronterizo más meridional entre España y Portugal: el que unía Rosal de la Frontera con Serpa a través de Vila Verde de Ficalho y Vila Nova de São Bento. Hubo de vender el reloj de pulsera que le había regalado Vicente Aleixandre por su matrimonio. Quien se lo compró lo denunció a la policía. El escritor Augusto Thassio ha rescatado los tres primeros expedientes de detención carcelarios que se incoaron a Miguel Hernández en Portugal en 1939. El investigador asegura que no ha sido fácil reconstruir aquellos días: "Eran confusos y me preocupaba conocer cómo fueron, ya que la intención del poeta era llegar a Lisboa, donde en la embajada chilena tenía previsto encontrarse con su esposa y su hijo".

 

El 30  de abril de 1939 es detenido en la ciudad portuguesa de Moura por la policía Portuguesa Internacional. Llevaba en su poder Desde Moura oasa por varios calabozos de los cuarteles portugueses: Adiça, Vila Verde de Filcalho (5ºy 6ºcalabozo). Al día 3 de mayo es entregado a la policía española en Rosal de la Frontera (Huelva, al Cuerpo de Vigilancia e Investigación de Fronteras de la Policía, no de la Guardia Civil. El 4 se le instruye un atestado que dura diez horas de interrogatorio, y luego calabozos en el Depósito Municipal, por cinco días, Manuela, mujer de un contrabandista le lleva comida a los dos, le escribió un poema «Hombre encarcelado» en un papel de estraza con un dibujo de un barco. Pasará transeúnte por las prisiones de Huelva y Sevilla (8º y 9º calabozo).

 

    

 Prisión de Torrijos 65 (Madrid)

 

18 de mayo del 39 llega a la prisión de Torrijos (Madrid), era una residencia de Ancianos. Amistad con: Luis Rodríguez Isern, Fernando Fernández Revuelta, Fidel Manzanares, Manuel Llorente… Se ayudan mutuamente. Da inicio al Sumario 21.001 por el Juzgado Especial de Prensa, que lo condenará  la pena de muerte el 18 de enero de 1941.

El 26 de junio le  escribe a Pablo Neruda.   «Es de absoluta necesidad que hagas todo cuanto esté en tu mano por conseguir mi salida de España y el arribo en tu tierra en el más breve plazo de tiempo posible […] conmigo han de salir mi mujer y dos amigos nuestros».                

19 de mayo. Pide ayuda a José María de Cossío

12 de junio. El Juez Militar remite el caso al Juzgado Militar de Prensa presidido por Manuel Martínez Gargallo

 

 

Breve libertad temporal:

 

El 15 de septiembre es puesto en libertad por el Gobernador civil de Madrid, gracias a los informes favorables del agente de policía García del Paso y de José María de Cossío donde manifiesta que es un muchacho inofensivo. Además no habían llegado al Gobierno civil Madrid las primeras diligencias de Rosal de la Frontera, por una infracción administrativa. Se refugia en casa del escultor Víctor González Gil

 

 

Sótanos del Seminario de San Miguel (Orihuela):

 

El 28 viaja a Cox a Orihuela y es detenido por José María Martínez  alias «El Patagorda», oficial del juzgado en la calle Mayor al salir de la casa de los padres de los Sijé. La Guardia Municipal le instruye un atestado que dará lugar a otro sumario de urgencia al 4.487-Ali.   Es conducido al sótano del seminario de san Miguel en Orihuela, está dos meses, Josefina no le escribe. El sumario de urgencia 21.001 no se había  detenido ni anulado.

El 28 de septiembre el Fiscal del Ejército de Ocupación Ramón de Orbe, procede a la calificación del delito: «adhesión a la rebelión militar» y le pide la pena de muerte. Una segunda vez en Orihuela que da origen al Sumario 4.489-ALI, y que, paradójicamente, continuará instruyéndose después de muerto por fimia pulmonar el  sábado (anterior al Domingo de Ramos) 28 de marzo de 1942, sobreseído provisionalmente, por si hubiera responsabilidades civiles para los herederos, y en noviembre de 1944, después de muerto, se le conmutará la pena de 30 años de reclusión mayor por la de 20 años.

 

Prisión de Conde de Toreno (Madrid):

 

3 de diciembre de 1940. Ingresa en la prisión Conde de Torero, antiguo convento de Capuchinos hoy desaparecido.

18 de enero,   se celebra por segunda vez el Consejo de Guerra Permanente, esta vez es el  nº 6, que pide pena de muerte y lo  «poeta de la revolución», junto a 28 presos más. Lo  confirmaba la sentencia  el 30 de enero, a la espera de la firma  con el Vº. Bº. del Caudillo, que firmaba todas la sentencias a muerte.

24 de enero, Antonio Buero Vallejo (que todavía no era dramaturgo) les hace un retrato, porque está en «La Pepa» o corredor de la muerte.

   Miguel fue condenado  a la pena de muerte como ya se ha dicho en fecha de 18 de enero de 1940,  por lo que llama Miguel Gutiérrez Carbonell «rebelión invertida […] la calificación de estos casos como delito de rebelión militar es aberrante; además se aplicó retroactivamente». Entre los hechos probados se le llamó «poeta de la revolución». La Ley que se le aplicó a Miguel estaba recogida en el artículo 237  y 238-2, del Código de Justicia Militar, de 1898, y un Decreto modificación del 2 mayo de 1931, de la propia II República. 

    Luego, la pena de muerte le fue conmutada a treinta años, y posteriormente, un año más tarde por la de veinte años y un día de reclusión mayor y accesorias correspondientes a  esta pena,  tal y como se recoge en el fragmento del documento que se adjunta (facilitado por el Archivo Militar de Guadalajara): La propuesta 12.443 de la Comisión Provincial de Examen de Penas de Madrid, de fecha 18 de marzo de 1943.  El Expediente penitenciario que consta de sesenta (60) documentos se halla actualmente en la Fundación Cultural Miguel Hernández de Orihuela.

 

 

 Prisión  de Palencia:

 

15 de septiembre de 1940.- Es trasladado a la prisión de Palencia, ingresará el día 23, en la celda número 23. Alí se encuentra con los camaradas como: Melquésidez Rodríguez, Andrés, Tejeda, Simón Gómez,  que forman una especie de comuna para racionar lo que reciben de la familia y el tabaco. Migue empieza a fumar.  Pide a Josefina que vaya a verle. Las bajas temperaturas en el invierno en Palencia le hacen enfermar de una bronquitis.

 

Prisión de Madrid-Yesería en el barrio de Delicias de Madrid:

 

Transeúnte entre la de Palencia y Ocaña, pasó solo un día el 24 de noviembre de 1940

 

 Reformatorio de Adultos  de Ocaña (Toledo):

 

9 de noviembre del 40.  Le trasladan a la prisión de Ocaña. Se  encuentra de nuevo con antiguo compañeros de Torrijos, como Fernando Fernández Revuelta,  Fidel Manzanares, se les une Florentino Hernández.   Después de un mes de aislamiento, el 27-12-40, los compañeros hacen una comida homenajes.  Recibe la visita de José María de Cossío, que parece ser, iba acompañado por Dionisio Ridruejo, que le piden que se adapte en lo posible a la ideología franquista, a lo que el poeta se niega, por ello le escribe a Carlos Rodríguez Spiteri y le dice «no me recuerdes a Cossío. Recuérdame a los amigos de verdad.»

 

     Prisión  Alcázar de San Juan.

 

Un día de transeúnte  25 de junio de 1941 

 

Prisión provincial de Albacete

 

 Aquí estuvo cuatro días como preso transeúnte entre 26 al 19 de junio

 

4.- Reformatorio de Adultos de Alicante (que hacía en  número 18 de las prisiones)

 

El 29 de junio de 1941 procedente del Reformatorio de Adultos de  Ocaña llega al de Alicante, pasando como transeúnte por las cárceles de Alcázar de San Juan y Albacete, por vía férrea, por eso, previamente, desde Ocaña lo llevaron a la Estación de Atocha. En la llegada en la estación de Alicante estaba esperándole solamente Elvira, ya que no había dado tiempo material de avisar a Josefina Manresa que vivía en Cox.  El director de la prisión don Manuel Guerrero Blanco lo manda a hacer una cuarentena, ya venía enfermo desde Ocaña, aunque el informa médico decía que se encontraba bien.  Para documentar esta etapa he consultado  Expediente Penitenciario, estudiado y publicado por el Fiscal Miguel Gutiérrez Carbonell (Compás, 1992),  como del artículo de Glicerio Sánchez Recio sobre las instituciones penitenciaras en la represión franquista, así como los estudios de Eutimio Martín, José Luis Ferris y los recuerdos de Josefina Manresa.

Su salud se ve mermada por neumonías,  enfriamientos, ingresa el 29 de junio  donde inicia el periodo de aislamiento o cuarentena de 25 días, prácticamente casi a oscuras y poca comida, lo que le produce una anemia, e hinchazón en los pies por falta de glóbulos rojos (pies con manchas amoratadas y fríos), delirios de lo que se desprende la ansiada luz y las sombras de la noche en sus poemas, escribe: «Sigo en la sombra».   Terminado el periodo de aislamiento le lleva  la celda situada a en la calle 22 de  la 4º Galería, con el número 100, al llegar  pregunta por algunos amigos de cárceles anteriores y si hay  algún paisano, en su celda encuentra a Ricardo Fuente, a Luis Giménez Esteve, José Ramón Clemente Torregrosa, Luis Fabregat Terrés (cuñado de su hermano Vicente Hernández Gilabert, tuve la suerte de conocer a Maruja Fabregat, la hermana de Luis Fabregat, en el Rincón del Poeta de Orihuela) y Antonio Ramón Cuenca. También estaban pero en otras celdas a Ramón Pérez Álvarez,   Eusebio  Oca Pérez, y Miguel Abad Miró, que salió unas semanas después, y Miguel Pérez Pérez (capital del Ejército Republicano), José Valero Pertusa, Rigoberto Martín Lloret y Miguel Signe. 

Llevaba más de dos años penando en las cárceles. La primera comunicación con su mujer Josefina no llegará hasta el 26 de julio, es cuando puede ver a su hijo y besarle tras las rejas. Pero no puede abrazarlo, la comunicación era a través de unas rejas del locutorio donde había otros presos con sus familias. En carta del día siguiente se queja de que el niño parecía mudo, no habló nada, prácticamente el padre era para él un extraño puesto que la última vez que lo vio tenía cuatro meses. Estaba como  «Un loco» del poema de Antonio Machado: «…flaco, sucio, maltrecho y mal rapado,/ ojos de calentura iluminan su rostro demacrado.» Por lo general, al día siguiente de la visita, Miguel  le escribía a Josefina para contarle sus impresiones y pedirle cosas, ya que por la multitud de preso y familiares no se entendían por las voces de los demás.

 

 

 

5.- Entrada en la enfermería del Reformatorio

 

Consta  que el 2 de octubre don Luis Almarcha escribe al capellán Gaspar Blanquer, para que d. Vicente Dimas, cura del Altet, pueda visitar a Miguel, «tengo interés en no abandonar a este joven». Y finales de octubre recibe la visita de don Luis Almarcha, éste buscaba su «regeneración» política y poética hacia el nuevo Régimen. Lo que enfadó a Miguel, en lo tocante a su dignidad, entereza y lealtad a sus principios políticos, éticos y morales.

   1 de diciembre de 1941 ingresa en la Enfermería por una «infección intestinal», tiene tifus y  tuberculosis. El médico de la cárcel Dr. José María Pérez Miralles le dice que no puede hacer nada. Se ha de buscar un médico particular.

   5 de enero 1942 envía una tarjeta a su madre que le había visitado uno de los viernes de visita, seguramente llegó acompañada de su hijo Vicente.

   7 de enero autorizan a Josefina para que entre en la Enfermería. Recibe la vista del dramaturgo Jacinto Benavente.

 12 de enero sale de la cárcel en un taxi  acompañado por su hermano Vicente, para ser reconocido por un médico del Hospital Provincial.

   3 de febrero se autoriza a su Vicente para entrar en la Enfermería.

 20 de febrero don Manuel Guerrero, director del Reformatorio, escribe a José María Sánchez de Muniáin, director general de prisiones, informándole de que  estaban interesados personalidades como Manuel A. García Viñola, José Manuel Alfaro y Dionisio Ridruejo, donde recomienda al Sr. Muniáin el  traslado de Miguel al Sanatorio de Tuberculosos de  Porta Coeli (Valencia).

 A finales de febrero, vuelve a recibir la visita de don Luis Almarcha acompañado esta vez  del director de la prisión Sr. Guerrero, Antonio Fantucci y Alfonso Ortuño. 

4 de marzo se celebra el matrimonio canónigo en la cárcel por el capellán de la prisión Salvador Pérez Lledó.

El 17 marzo Josefina puede entrar en la Enfermería, ya es oficialmente su mujer, no sabemos si esta vez llevó a Manolilla, ya que una vez sí que estuvo junto a la cama donde el padre lo tuvo abrazado. Pero Josefina recelaba de llevarlo por si la tuberculosis era contagiosa.

21 de marzo, llega la autorización de traslado a Porta-Coeli. No recibió la ayuda médica adecuada. Ya es tarde. De haber podido ir se tenía que haber pagar la ambulancia, salvo que hubiera ido en tren.

Los días 25 y 27 de marzo entran en la Enfermería Josefina y Elvira

28 de marzo, sábado, víspera del Domingo de Ramos, fallece a  las 5.30 hora de la mañana por fimia pulmonar. Nadie junto a su cama. Su compañero Joaquín Ramón Rocamora estaba durmiendo. Lo pasaron al sótano.

 

   

 

 

 

 

 

   6.-Agonía en la Enfermera del Reformatorio

 

  «La agonía de los bueyes/ tiene pequeña la cara,/ la del animal varón todo al creación agranda/» dicen los versos del poema «Vientos del pueblo», donde de alguna forma anticipa como una clarividencia la lenta agonía por la que él iba a pasar, sufrir y padecer hasta su muerte, como si la muerte no fuera el final, que no lo es como el propio poeta escribió en «El herido» parte II:

 

 

Retoñarán aladas de savia sin otoño
                           reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
                   Porque soy como el árbol talado, que retoño:

porque aún tengo la vida.

 

 

Como he comentado a finales de octubre del 41 recibió la visita de un personaje,  cuyo nombre Miguel no quiso mencionar, se trataba del vicario del Obispado de Orihuela don Luis Almarcha Hernández, a requerimiento de Josefina, que le había rogado  visitara a su marido (El vicario le hizo dos visitas). El resultado de esta primera visita lo sabemos porque Miguel se lo contó a su compañero de celda Antonio Ramón (Ramón como apellido) Cuenca,  que había venido a verle: «una persona muy estirada para hablarle de su regeneración y su vuelta al buen juicio». En esta fecha Miguel aún no había ingresado en la Enfermería, y todavía se encontraba fuerte con capacidad de sufrimiento y resistencia, por eso negó su posible salvación física ante una «regeneración» política y guiños de aceptación hacia el nuevo Régimen, propuesto con el vicario, algo difícil, como el de adjurar  de sus ideas a las que había servido durante los años de la guerra civil. Al enterarse Josefina de la negativa de su marido montó en cólera echándole en cara el poco amor que demostraba por su hijo y por ella misma.

 

 

 

 7.- Muerte del poeta

 

  Falleció el poeta Miguel Hernández Gilabert del pueblo el sábado 28 de marzo de 1942 a las 5.30 horas en la Enfermería del Reformatorio de Adultos de Alicante. Nada dejó escrito en la pared, no estaba para escribir. Ramón Pérez Álvarez  entregó al oficial Antonio Illán los objetos personales.  Nada se hizo por salvarle, el jefe médico doctor José María  Pérez Miralles solicitó su traslado al Hospital Provincial de Alicante, los cuidados médicos eran nulos. Se solicitó su traslado al Sanatorio de antituberculosos de Porta Coeli, Valencia. Debido al avanzado estado de Miguel poco se podía hacer allí, puesto que la estreptomicina no llegó hasta 1944.

 

  En calle Pardo Jimeno número 15 vivió Elvira, la hermana de Miguel, y también una temporada Josefina, antes de que se marchara a la calle de San Nicolás donde vivían sus tíos maternos. En la casa de Pardo Jimeno, la familia le hizo el velatorio, nos lo cuenta Josefina Manresa, en la página 145 de su libro Recuerdos de la viuda de Miguel Hernández, Ediciones de la Torre, Madrid, 1980:

 

Sus restos mortales descansan actualmente en el cementerio de Nuestra Señora del Remedio de Alicante, en zona de personajes ilustres. Primeramente estuvo en el nicho número 1009, cuyo epitafio decía simplemente: POETA. En 1952 cuando se cumplía el plazo para comprar el nicho, de lo contrario los restos mortales de poeta hubieran ido a la fosa común, una suscripción entre amigos reunió las 2.042 pesetas que costaba la propiedad, entre los que se encontraba el poeta Gabriel Celaya, María de Gracia Ifach (Josefina Escolano), Vicente Ramos y Manuel Molina entre otros, lo que enfadó a Josefina. Sus restos reposan en una sepultura con lápida de mármol blanco, donde también están enterrados: su hijo Manuel Miguel fallecido en 1984 y Josefina Manresa en 1987.   ¡Descansen en paz!

 

 

     8.- La sepultura en el cementerio de Alicante

 

     Lo enterraron el 30 de marzo en el nicho número 1009 de la calle San Pascual. En la lápida un simple epitafio: POETA. Cuando diez años después, en 1952 se cumplían los primeros diez años de su muerte y también el plazo de la sepultura provisional para comprar el nicho a perpetuidad, de lo contrario sus restos mortales hubieran pasado a la fosa común, Josefina acude como siempre a Vicente Ramos y Manuel Molina, ya que ella no disponía de  las 2.042 pesetas que costaba la licencia municipal y el nicho en propiedad.  Ramos y Molina acuden a sus amigos de Madrid: Buero Vallejo, Celaya, Aleixandre, Cela, en suscripción nacional y en dos meses reúnen el dinero para comprarlo. «La respuesta, felizmente, es masiva y el 29 de enero de 1952, según el escritor Luis Beresaluze (Biografía de Vicente Ramos, ECU, 2004, p. 65) pueden presentarse en el Ayuntamiento y pagar los derechos y las correspondientes 2.042 pesetas».  Lo pusieron a nombre de Josefina Manresa. Parece ser que, ni la propia  Josefina Manresa a través de María de Gracia Ifach en nota (196), p. 334 de su libro Miguel Hernández, rayo que no cesa, Barcelona, Plaza & Janés, mayo 1975, contaron después la verdad, al decir que la recaudación del dinero se lo atribuyeron a  la iniciativa de Celaya. Josefina no quiso que se supiera que el nicho fue pagado por suscripción popular porque ello denigraba en cierto modo la dignidad de ella y de su familia.  Josefina dice en la página 147 de su ya citado libro que «no contaron conmigo para molestar a tantas personas pidiéndole subvenciones sin necesidad». Entonces me pregunto ¿tenían o no tenían las 2.042 pesetas?

 

 

 

      9.- La Senda del Poeta

 

    La Senda del poeta es como una peregrinación  anual en el mes de marzo o abril, según caiga la Semana Santa, también conocido como Camino Hernandiano,  corresponde a la ruta GR-125,  recorre unos 70 kilómetros en tres etapas desde la plaza de la Casa-Museo de Miguel Hernández en Orihuela hasta su tumba en Alicante. Está dirigida principalmente a escolares, aunque la pueden realizar todos aquellos que estén interesados sin importar la edad. En el año 2010 de su Centenario concurrieron más  2.000 senderistas (muchos de ellos extranjeros). Se duerme en polideportivos y otros lugares que habilitan especialmente para la Senda del Poeta. La Fundación Cultural Miguel Hernández, la Asociación de Amigos de Miguel Hernández de Madrid y su director Francisco Esteve, el Institut Valencià de la Joventut (IVAJ), la Universidad Miguel Hernández de Elche, la Federación Territorial Valenciana de Montañismo y los Ayuntamientos de Orihuela, Redován, Callosa de Segura, Cox, Granja de Rocamora, Albatera, San Isidro, Crevillente, Elche y Alicante organizan esta Senda del Poeta en homenaje al reconocido escritor oriolano. En la última fase se organiza un recital y se nombra al senderista del año.

     

 Los restos mortales de Hernández descansan actualmente junto a los de su hijo Manuel Miguel fallecido el 23 de mayo de 1984, tenía 45 años, de una dolencia pulmonar, y de su esposa Josefina Manresa Marhuenda  fallecida el 18 de febrero de 1987, a los 71 años. Durante la alcaldía de José Luis Lassaletta del PSOE, y en 1986, se cedieron terrenos para el actual mausoleo de mármol blanco. Aquí siempre se ven flores: rojas, amarillas y violetas, símbolo de la bandera republicana.

 

Nota:

Ramón Fernández Palmeral es autor del libro Miguel Hernández. El poeta del pueblo. (Biografía en 40 artículos), ECU, Alicante 2019

 

 Ramón Fernández publica en la prestigiosa revista Wall Street International Magazine

Alicante, 5 de mayo de 2021