Sinopsis:

Página multimedia virtual sobre la vida, obra y acontecimientos del universal poeta Miguel Hernández -que murió por servir una idea- con motivo del I Centenario de su nacimiento (1910-2010). Administrada por Ramón Fernández Palmeral. ALICANTE (España). Esta página no es responsable de los comentarios de sus colaboradores. Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

domingo, 23 de agosto de 2009

¿Quién era Lan Adomiam?


¿QUIÉN ERA LAN ADOMIAN?



Por Ramón Fernández Palmeral



La noticia de Información del viernes 14 de abril 2006, pág. 53, dice que el compositor Carlos Cruz de Castro conoció al composito Lan Adomian en México y que éste, a su vez, conoció a Miguel Hernández. Sabemos muy bien quien es nuestro poeta oriolano, pero ¿sabemos quién era el compositor Lan Adomian?



Lan Andomian (1905-1979), era un neoyorquino origen ruso, nacio en Ucrania y murió en México, llegó a España como brigadista norteamericano, Brigada Lincoln, destinado a Valencia, aunque víctima de una enfermedad pulmonar fue declarado inútil para el combate. Posteriormente se exilió en México, donde murió en 1979. Nació el 29 de mayo de 1905 en la localidad ucraniana de Moguilov-Podolsk, a orillas del río Dniester y falleció en México D.F. el 9 de mayo de 1979. Lan estudió en el Conservatorio Nacional de Música de Czernowitz, violinista en Ruumanía hast que emigró a Estados Unidos, se traslada a a New York donde entra en contacto con las vanguardias Carles Segger o Charles Herny Cornwell (1909-1982). (1)

El himno oficial de la II República seguía siendo el de Riego, pero en 1938 Miguel Hernández escribió otro himno para la II República titulado «La guerra, madre» y composición para voz y piano del compositor Lan Adominan. Además Miguel le había entregado otras tres canciones: «Las puertas de Madrid», «Todos camaradas», «Madrid y su heróico defensor». El himno se estrenó primero en México el 13 de abril de 1957 con las modificiaciones de Margarita Nelken, y en la sala del Gran Teatro de Elx, el 27 de diciembre de 2004, con arreglo musical para banda y orquesta, del joven compositor alicantino Víctor Pérez San Roque, donde se proyectó largometraje del documental Compañero del alma, con guión de Jesucristo Riquelme y José Manuel Iglesias, acto que lo patrocina el Centro Hernandiano de Estudios e Investigaciones, del Ajuntament d'Elx, donde tuve el honor de oírlo porque fui invitado al estreno.



Lan Adomian hallándose en el exilio de México, envió una copia del himno a Salvador Etchevarría, ministro de Información del Gobierno republicano en el exilio, además le uniría una carta, donde le explica que la letra era de Miguel Hernández, de una España en guerra que inspiró a Miguel, al que había conocido en septiembre de 1938 en Valencia, porque se reunían en la calle del Trinquete de los Caballeros. Allí conoció además a otro alicantino a Pascual Pla y Beltrán. Escribe: «Una mañana, vino Miguel a mi casa. Yo tenía allí una habitación y estaba componiendo. Entró Miguel con los oficiales de la VI División y les dijo que yo era la persona indicada para componer el himno de la División. Me entregó la letra y se marchó. Aquella noceh la pasé escribiendo eses homno. noceh de bombardeo del puerto Grau [puerto de Valencia]- Termioné la canmción esa noche...



Carlos Cruz es autor de «Ofrenda a Miguel Hernández», que ayudará, sin duda, al aumentos de los fondos musicales que sen depositarán en la casa natal de poeta en calle san Juan nº 82 de Orihuela, si es que no se cae antes de su remodelación. Poca gente sabe que la mayoría del archivo musical ha sido aportado por Gaspar Peral Baeza.

El director de orquetas alcoyano Carlos Palacio hizo una recopilación de canciones de la República, destruida la edición en Valencia, junto a El hombre acecha, de Miguel Hernández si hizo una edición facsímil en 1980, titulada Colección de Canciones de lucha (1936-1939). En cuyo prólogo decía Carlos:

"Recogemos en el presente volumen canciones antiguas que exaltan las luchas de las masas populares y preferentemente las que surgieron al estallido de los primeros acontecimientos de nuestra guerra: cuando el encendido entusiasmo de los milicianos hizo viva en su carne la consigna de «No pasarán». Unas y otras han hecho vibrar el espíritu combativo de nuestros soldados y están indisolublemente unidas a los episodios más gloriosos de nuestra lucha"...


Se había casado con María Teresa Toral de Adomián, la cual escribió una nota en 1982, donde pedía fervientemente que el nombre de sus marido no se olvidara en España.

El primer verso del Himno de la República Española:

La libertad nos ha dado su aliento;

la Independencia, y el pueblo su hogar;

en el combate por un mundo hermoso,

nos dan coraje la tierra y el mar.






NOTAS


1).- Óscar Moreno. "La voluntad de crear", El Eco Hernandiano, nº 11, otoño, 2006, p. 2