Sinopsis:

Página multimedia virtual sobre la vida, obra y acontecimientos del universal poeta Miguel Hernández -que murió por servir una idea- con motivo del I Centenario de su nacimiento (1910-2010). Administrada por Ramón Fernández Palmeral. ALICANTE (España). Esta página no es responsable de los comentarios de sus colaboradores. Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

lunes, 4 de octubre de 2010

De la Vega inaugura la exposición en el Biblioteca Nacional



(Video de Fernández de la Vega inaugurando la exposición en la Biblioteca Nacional, lunes 4 de octubre, año del centenario)


Ver fotos de la exposioción Miguel regresa a la Biblioteca Nacional


Miguel Hernández viajó por primera vez a Madrid en 1931, con 21 años y con el deseo de ser poeta por traje y maleta. En este viaje, efímero y frustrante, se refugió en la Biblioteca Nacional. Ayer esta institución recuperó su legado con una muestra de más de 200 piezas, algunas inéditas. Miguel Hernández.1910-2010. La sombra vencida es el título de esta gran exposición dedicada al poeta del pueblo, de cuyo nacimiento se cumple un siglo el próximo día 30.

Este año no han parado de sucederse los actos conmemorativos de la efeméride de este poeta cabrero que fue símbolo de la República y víctima de la Guerra Civil. Organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales con la colaboración de la Biblioteca Nacional y comisariada por José Carlos Rovira, esta exposición, una de las actividades más esperadas del centenario, reúne manuscritos, cartas, fotografías, pinturas, esculturas, dibujos, documentos, publicaciones y objetos personales cedidos por más de 40 instituciones públicas y privadas, entre ellas la familia Hernández.

Y entre las novedades y objetos inéditos que se aportan se encuentran los cuentos que escribió el autor en la cárcel a finales de 1941 sobre papel higiénico (según el comisario, lo último que salió de su pluma), titulados El potro oscuro, Un hogar en el árbol, El conejito y La gatita Mancha y el Ovillo Rojo.

También se aportan los textos de las censuras que ya a finales de los 60 se seguía ejerciendo contra los libros del poeta en España, como la antología de Losada. Hasta 1976 no desapareció esta censura. En las salas de la Biblioteca Nacional también está el Miguel Hernández periodista, con crónicas, manuscritos y una grabación que le realizó Alejo Carpentier en París en 1937 sobre el texto El esposo soldado.

Pablo Neruda, Vicente Aleixandre, Juan Ramón Jiménez, María Zambrano, Maruja Mallo y Federico García Lorca -a quien Hernández admiraba profundamente por su obra y su repercusión social, aunque parece que el sentimiento no era mutuo- son otros nombres propios que engrosan esta muestra a través de retratos y manuscritos.

Del primer poem a...
Aparte de este documento sentimental, la exposición, organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), es un viaje por la trayectoria vital y literaria del poeta. Desde sus años de infancia y su primer poema —«En cuclillas, ordeño/ una cabrita y un sueño...», un sueño que no era otro que el de la literatura que alcanzó de manera autodidacta—, a sus primeros viajes a Madrid, sus colaboraciones en la prensa —se puede escuchar una grabación que le hizo Alejo Carpentier en París en 1937—, su vinculación con la Escuela de Vallecas, su relación y admiración por Vicente Aleixandre, Juan Ramón Jiménez, María Zambrano, García Lorca o Pablo Neruda, que le animó a asilarse en la embajada de Chile para librarse de la cárcel.

...a la censura en los años 60
También están presentes en la muestra su compromiso con la República, su participación activa en la Guerra Civil, su paso por diferentes cárceles antes de acabar sus últimos días en la de Alicante —se puede ver el inventario de las cosas que le devolvieron a su viuda— y no se olvida del papel que jugó la censura franquista, que continuó silenciando la obra del poeta e impidiendo los homenajes a su figura.