Sinopsis:

Página multimedia virtual sobre la vida, obra y acontecimientos del universal poeta Miguel Hernández -que murió por servir una idea- con motivo del I Centenario de su nacimiento (1910-2010). Administrada por Ramón Fernández Palmeral. ALICANTE (España). Esta página no es responsable de los comentarios de sus colaboradores. Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

domingo, 3 de octubre de 2010

Miguel Hernández (1910-2010). La sombra vencida


(Fotocomposición de Palmeral, "Alto soy de mirar a la palmeras)

Hoy lunes, 4 de octubre, abrirá sus puertas en la Biblioteca Nacional de España (Madrid) la exposición Miguel Hernández. 1910-2010. La sombra vencida, una muestra organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) en colaboración con la Biblioteca Nacional dentro de los actos destinados a conmemorar el centenario del nacimiento del poeta.

La exposición, cuyo comisario es José Carlos Rovira, catedrático de Literatura de la Universidad de Alicante, reunirá una selección de cerca de doscientas piezas, algunas inéditas, entre manuscritos, cartas, fotografías, cuadros y objetos personales del poeta.

ETERNA SOMBRA - Miguel Hernández (Cancionero y romancero de ausencias)
_______________________________
Yo que creí que la luz era mía
precipitado en la sombra me veo.
Ascua solar, sideral alegría
ígnea de espuma, de luz, de deseo.

*


Sangre ligera, redonda, granada:
raudo anhelar sin perfil ni penumbra.
Fuera, la luz en la luz sepultada.
Siento que sólo la sombra me alumbra.
*

Sólo la sombra. Sin astro. Sin cielo.
Seres. Volúmenes. Cuerpos tangibles
dentro del aire que no tiene vuelo,
dentro del árbol de los imposibles.
*

Cárdenos ceños, pasiones de luto.
Dientes sedientos de ser colorados.
Oscuridad de rencor absoluto.
Cuerpos lo mismo que pozos cegados.
*

Falta el espacio. Se ha hundido la risa.
Ya no es posible lanzarse a la altura.
El corazón quiere ser más de prisa
fuerza que ensancha la estrecha negrura.
*

Carne sin norte que va en oleada
hacia la noche siniestra, baldía.
¿Quién es el rayo de sol que la invada?
Busco. No encuentro ni rastro del día.
*

Sólo el fulgor de los puños cerrados,
el resplandor de los dientes que acechan.
Dientes y puños de todos los lados.
Más que las manos, los montes se estrechan.
*

Turbia es la lucha sin sed de mañana.
¡Qué lejanía de opacos latidos!
Soy una cárcel con una ventana
ante una gran soledad de rugidos.
*

Soy una abierta ventana que escucha,
por donde va tenebrosa la vida.
Pero hay un rayo de sol en la lucha
que siempre deja la sombra vencida.


..........................................
Eternal darkness

Songs and ballads of absence


I who believed that the light was mine

now find myself thrown into darkness.

Ember of the sun, starry, fiery

joy of foam, of light, of desire.


Light, rounded, mature blood:

swift yearning, with neither shape nor shadow.

Outside, light is buried in light.

I feel darkness alone shines on me.


Darkness alone. With no star. With no sky.

Beings. Bulks. Tangible bodies

within the flightless breeze,

within the tree of impossibilities.


Purple frowns, mourning passions.

Teeth thirsty to be red.

Darkness of absolute bitterness.

Bodies like blinded wells.


There is not enough space. Laughter has collapsed.

It is no longer possible to reach upwards.

The heart strains impatiently

to broaden the narrow blackness.


Flesh without direction which goes in waves

towards the sinister, vacant night.

Who is the ray of sunlight that can break in?

I search. I find no sign of day.


Only the glow of clenched fists,

the gleam of teeth lying in wait.

Teeth and fists from all sides.

Mountains close together, as if shaking hands.


Murky is the struggle with no thirst for tomorrow.

Opaque heartbeats, so far away!

I am a prison with a window

over a great, roaring solitude.


I am an open window, listening,

trying to see life through the gloom.

But there is a ray of sun in the struggle

which always conquers darkness.